El aceite de almendras es uno de los remedios naturales más provechosos por sus numerosos beneficios.

Sus propiedades super restauradoras proporcionan hidratación y suavidad a la piel entre otros como también para el cabello, ya que restaura las hebras dañadas por el sol.

Propiedades del aceite de almendras para el cuidado de la piel

Las almendras tienen beneficios muy saludables para la salud, ya que son fuertes en proteínas de origen vegetal, con un resultado muy nutritivo perfectas para la formulación de maravillosas cremas.

Contiene vitaminas E, B y A, así como proteínas, sales minerales y ácidos de sebo que le produce un efecto reconstructor e hidratante.

A su vez, el aceite y sebo de almendras es beneficioso para la piel humectando, nutriéndose y previniendo manchas en la piel causadas por el sol. Además, actúa muy bien en las arrugas por lo que viene perfecto para prevenir.

Tiene cualidades astringentes y renovadoras, proporciona beneficios ante erupciones cutáneas. Asimismo, su suavidad y cremosidad lo hacen perfecto para todo tipo de pieles y cabellos; incluso los más delicados y hasta de los bebés.

Los beneficios de usar aceite de almendras y cómo aplicarlo

En cuanto a la piel, contrarresta la aparición de las molestas estrías. Durante el embarazo la mayoría de mujeres lo usan untando círculos en la piel, ya que puede mejorar su elasticidad e incluso la circulación de la zona y eso hace posible la prevención de las estrías. Estos son algunos de los usos más comunes y donde más notarás los beneficios del aceite de almendras.

  • Hace maravillas en las ojeras, con un par de gotas en la yema de los dedos y aplicándola con pequeños toques en la zona, notarás gran mejoría y disminuirán esas líneas oscuras que se crean en el contorno de los ojos.
  • Cómo hemos mencionado, el aceite de almendras es especial por ser un hidratante facial y corporal muy poderoso. Para aplicarlo correctamente, es cuestión de lavarnos la cara antes con algún jabón neutro y posteriormente aplicar el aceite de almendras para lograr una piel mucho más suave, hidratada y lisa.  Sobre todo notarás sus efectos en las zonas más ásperas como pueden ser los codos, rodillas o los talones de los pies.
  • Se utiliza también como un labial cremoso, el  ya que suaviza los labios y evita que se resequen.
  • Ayuda a eliminar la dermatitis y caspa, mejorando así la salud del cuero cabelludo por su alto contenido en ácidos grasos oleicos. Es ideal si se escama el cuero cabelludo por la resequedad o por la dermatitis seborreica. En caso de poco cabello se recomienda para evitar la calvicie. Regenera el cabello, en particular el cabello seco.

Como veis, el aceite de almendra aporta beneficios y propiedades eficaces a nuestra piel en todos los sentidos. Desde Ijaen te recomendamos que investigues más acerca de este remedio natural si todavía no lo conocías. ¡No te arrepentirás!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here