El uso cotidiano de mascarillas, es algo común en la llamada “nueva normalidad”. Los gobiernos han flexibilizado las medidas para darle un respiro a su economía y a las personas desesperadas por el confinamiento. No obstante, el uso obligatorio y continuo de mascarillas parece ser una constante en casi todos los países.

En los últimos días, se ha iniciado un debate por las redes sociales sobre la efectividad de la mascarilla de tela en la prevención de enfermedades respiratorias.

También hay que recordar que no es la única medida para mitigar el COVID-19, pues, debe estar acompañado por el correcto lavado de manos y el distanciamiento social.

Muchas personas piensan que las mascarillas de tela no son tan efectivas y otras hablan sobre la generación de otro tipo de enfermedades. Aun así, varios científicos han tomado este “sentir general” para darle algún fundamento científico. Se concluyó que las mascarillas, que no se lavan bien, podría generar neumonía.

cientifica covid

Trabajo de laboratorio analizando las mascarillas

Una neumóloga muestra como la reutilización de mascarillas de tela podría representar un riego letal para la salud. No es algo difícil de suponer, dado que la mascarilla está expuesta a la humedad del aire que exhalas y al ambiente externo. Por lo que sería un nicho perfecto para el desarrollo de gérmenes.

Para comprobar esto, la científica acude a un experimento básico para hacer más visible lo que, tal vez, no sea tan evidente para algunos. Se trata de hacer un cultivo en placa de agar/sangre, a partir muestras de mascarillas sometidas a varias condiciones.

Al final, se muestra como las mascarillas que son usadas de forma continua (por una semana) permiten, óptimamente, la reproducción de estafilococos y estreptococos, responsables de muchas enfermedades, sobre todo respiratorias. Además de una gran cantidad de hongos y toxinas dañinas para la salud.

muestras contagios coronavirus

¿Cuáles enfermedades podrían causar?

La inhalación continuada de estos patógenos que crecen en las mascarillas aumentan el riesgo de sufrir neumonía bacteriana o fúngica. Por lo que se recomienda que se lave la mascarilla de forma diaria o inter-diaria.

Las nuevas mascarillas de grafeno ¿Realidad en 2020?

También se recomienda rociar un poco de cloro o alcohol, diluidos, en la mascarilla, 2 o 3 veces al día, para disminuir la tasa de crecimiento de gérmenes en la tela. De esta forma, optimizarás el uso de la mascarilla y evitarás patologías por el uso inadecuado de tan importante recurso sanitario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here