El presidente del gobierno español, Pedro Sánchezha advertido que los ciudadanos deben ser conscientes de que la respuesta a la guerra de Rusia contra Ucrania y las medidas que ha adoptado Europa y el estado español supondrán «sacrificios» para los ciudadanos. Entre estas, ha mencionado elincremento de los precios de los productos básicos, aparte del petróleo y el gas.

«Quiero ser franco en esta cámara con los españoles, las medidas que hemos adoptado y las que podemos adoptar tendrán un coste y exigirán sacrificios», ha precisado el jefe del ejecutivo durante la intervención que ha hecho esta mañana en el congreso para explicar las decisiones del Consejo Europeo de la semana pasada en relación con la invasión en Ucrania de Rusia.

Sánchez quiso dejar claro que la posición de España es firme, decidida, clara y contundente. Sin embargo, ha explicado que las sanciones tendrán consecuencias en la economía europea y la españolano sólo en las cifras macroeconómicas, también en los presupuestos, la economía de las empresas, la de las familias y los productos básicos.

Así, ha señalado que toda esta tensión inflacionista y sus derivadas crearán incertidumbre económica y un sensible incremento de los precios y servicios cuya causa es la «injustificable guerra en Ucrania y el culpable, Putin». También supondrá ralentizar el crecimiento económico y menos inversiones en un momento «llave» para España y Europa, cuando se estaba consolidando la recuperación por la pandemia.

Pedro Sánchez, considera que al igual que los países de la UE actúan juntos en la imposición de sanciones económicas, también deben actuar unidos para las consecuencias de estas sanciones y las repercusiones en España. Por eso, ha hecho un llamamiento a todos los grupos para hacer un «pacto de unidad» en la respuesta a la invasión y por mitigar el impacto de la guerra entre los españoles.

Así, precisó que habrá un impacto más que probable de las sanciones financieras en las exportaciones de España a Rusia, de las inversiones españolas en ese país y en el flujo de turistas rusos en España.

Sánchez considera más que probable la interrupción de las importaciones de Ucrania de bienes como cereales, aceite y productos agropecuarios. Y ha añadido que también es «más que previsible» el impacto en los mercados energéticos pese a que la dependencia española del gas y del petróleo rusos es inferior, ya que España importa el 4,6 por ciento del petróleo de ese país y el 8 por ciento del gas.

Sin embargo, considera que Europa tiene la «obligación» de pagar con ese «sacrificio» lo que los ucranianos pagan con su libertad y su vida. En este sentido, ha querido dejar claro que el coste de la no respuesta sería aún mayor que el que se sufrirá porque hay que poner freno a la ambición imperialista y autoritaria de Putin.

Sánchez ha decidido finalmente que España envíe de forma directa material militar ofensivo a Ucrania, una medida que ha adoptado con el rechazo de Podemos y que ha provocado una división en el seno de su socio de gobierno. Sánchez había defendido hasta ahora que el envío de armas a Ucrania para hacer frente a la invasión de Rusia se hiciera a través del fondo europeo para la paz, del que España es el cuarto contribuyente, pero ha rectificado en su comparecencia ante el lleno del congreso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here