Las acusaciones contra José Antonio Avilés se han multiplicando en las últimas semanas, presuntas deudas y estafas rondan los debates de ‘Sálvame’.

En los últimos testimonios han descubierto que el concursante de «Supervivientes» decía ser «estilista». Pero lo más sorprendente es que se habría hecho pasar por «empresario» y que habría trabajado en unas 300 bodas al año.

 Unas acusaciones muy duras que detallaba Rafael, un empresario del sector cachimbas que contaba en Sálvame que José Antonio Avilés se puso en contacto con el dciendo que era un importante organizador de bodas.

aviles salvame

Supuestamente, Jose Antonio le pidió el 50% del pago por adelantado que no llegó a cobrar:

“Me falsificó un documento bancario…»

«Me mandó fotos de dinero en la mano desde Correos porque me iba  hacer un giro…”

Pero no todo ha quedado ahí, otro testimonio Mari Paz, ha contado otra experiencia que habría tenido con Avilés:

En principio, el concursante de Supervivientes se puso en contacto con ella para pedirle unas 20 o 30 prendas al mes, con el fin de promocionar su participación en programas como Viva la Vida. Sin embargo, afirma que esa ropa nunca la uso en televisión y que nunca más se la devolvió.

“Es el típico cantamañanas”

Supuestamente, Jose Antonio le dijo que esa ropa estaba en el armario de su carmerino, algo que han negado posteriormente porque los colaboradores no poseen ningún camerino propio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here