“No tengo miedo de nada”. Mila Ximénez se lo deja claro a Belén Esteban y a Rocio Carrasco

Según fuentes como Lecturas, Mila Ximénez dejó el Gran Hermano 7 fortalecida y firme pero a la vez muy emocionada. Así lo dijo en una entrevista en exclusiva para  revista Lecturas, donde concedió su primera entrevista después de 103 días de aislamiento en Guadalix de la Sierra y de las Navidades pasadas en la intimidad de su familia, con su hija Alba y sus hermanos.

“Salí de la casa muy aturdida, me dijo el psicólogo que me iba a dar un bajón, y me dio. Solo quería encerrarme en mi cuarto y llorar, pero tuve a mi hija y a mis hermanos”,  comentó Mila.

Además de su gran decepción por la supuesta “traición” de Belén Esteban mientras estaba en el reality show, Mila se sinceró sobre cómo su afinidad con Antonio David podría afectar de alguna manera su gran amistad con Rocío Carrasco.


Poco a poco Mila está poniendo su vida en orden, incluso sus ideas y objetivos. Desde que regresó a la vida real, ha tenido que lidiar con todo lo que sucedió fuera de la casa.

Por ejemplo, la amistad con Belén Esteban, que está en un hilo colgante, o el estado de su relación con Rocío Carrasco, ahora que es íntima con su viejo y eterno enemigo, Antonio David Flores.

Mila y Rocío tienen una buena relación, aunque su hermana mayor ha revelado lo ocurrido en un fuerte encuentro con ella en su casa de Mediaset. Pero dentro de “GH VIP” se ha hecho muy amiga de Antonio David, que ya lo conocía de ‘Crónicas Marcianas’.

Las declaraciones de Mila Ximenez

“Antonio David estaba muy solo y yo le di todo mi cariño. Lloró mucho conmigo. Compartimos muchas confidencias. Le dije que había hecho declaraciones muy feas contra Rocío Carrasco, que eso le había hecho mucho daño”,  se ha sincerado Mila Ximénez en la entrevista a Lecturas.

Después de muchos días de”cárcel”, de confidencias, de buenos y malos momentos, la periodista considera a Antonio David Flores como un gran amigo, por lo que lo ha cuidado hasta el extremo dentro de la casa de Gran Hermano y tiene la intención de seguir haciendo.

“Amo a Rocío, la conozco desde que nació, pero en casa vi a Antonio David muy desamparado. Tomaba muchos medicamentos”, dijo Mila en su entrevista con Lecturas.

Mila deja claro que esta buena sintonía con Antonio David no deberá afectar a tantos años de amistad, confidencias y momentos compartidos con la hija de Rocío Jurado. En cualquier caso, aunque estas decisiones controvertidas como ésta, pero tomadas con el corazón, no las cambiarán por nada y por nadie: “No tengo miedo de nada. El que quiera quedarse debe quedarse y el que quiera irse debe irse”, reflexionó finalmente.

Deja un comentario