Más de cien compañías y entidades catalanas han reivindicado la mediación como herramienta para resolver conflictos entre empresas, una fórmula alternativa a los tribunales. En un acto celebrado en la Lonja de Mar, los presentes han pedido un cambio de cultura que apueste por el diálogo y que, a su vez, descongestione la actividad en el sistema judicial. «Catalunya tiene las herramientas normativas y organizabas para desarrollar la mediación de forma profesional», ha dicho la presidenta de la Cámara de Comercio de Barcelona, Mónica Roca. Para impulsar este papel, las entidades han presentado la Declaración 2022 de la Casa Lonja para que el Consulado de Mar -dependiente de la propia Cámara de Comercio- se consolide como referente en este aspecto.

Jordi Domingo: «Hay que recuperar la potencia del Consolat de Mar, la aportación más brillante de Cataluña al mundo»

Se ha expresado en la misma línea que Roca el secretario general del Departamento de Justicia de la Generalitat, Jordi Clavaguera, quien ha manifestado la voluntad de que Cataluña se posicione como uno de los países líderes en el ámbito de la mediación. Por su parte, la presidenta del Parlament de Catalunya, Laura Borràsha lanzado un mensaje apostando por la desjudicialización de los conflictos y ha reivindicado el talante no violento de la sociedad catalana.

Durante el mismo acto, el filólogo Marçal Girbau se ha encargado de la lectura de la Declaración 2022. El escrito comienza diciendo que la tensión vivida en muchos sectores económicos ha hecho evidente la necesidad de desjudicializar los conflictos empresariales para agilizar su resolución y hacerlo de la forma más amistosa posible para todas las partes. Apuesta por la mediación como el sistema adecuado para afrontar estas situaciones. «A diferencia de otros sistemas, en la mediación todas las partes ganan», lee la declaración. Asimismo, destaca que el acortamiento efectivo de la duración del conflicto y la reducción de los costes económicos y psicológicos supone un importante salto cualitativo en las relaciones económicas. «Puede llegar a ser trascendental para la economía y bienestar de nuestra sociedad», añade.

Por otra parte, el manifiesto reivindica que Cataluña dispone de una trayectoria larga y prácticamente inigualable en el terreno de la resolución alternativa de conflictos, recordando que el Consolat de Mar -el centro de resolución de conflictos de la Cámara de Comercio de Barcelona- cuenta con más de 750 años de trayectoria en ese campo.

“Es por eso que hoy el empresariado catalán nos reunimos por primera vez para expresar nuestro compromiso con la mediación […] y reconocemos al Consulado de Mar como el órgano de referencia indiscutible al que recurrir para resolver los conflictos o disputas de presente y de futuro”, concluye.

Presencia de organizaciones diversas

El evento ha reunido a representantes y miembros de organizaciones de todo el tejido económico de Cataluña, así como del ámbito jurídico, académico y de la sociedad civil. Entre los cerca de 240 asistentes se encontraban representantes de las patronales Fomento del Trabajo, Pimec y Cecot y de empresas como CaixaBank, Caja de Ingenieros, Saba o Laboratorios Esteve, entre otros. También estaban presentes diversas universidades del país, entidades como el Puerto de Barcelona, colegios de abogacía y miembros del Centro de Mediación de Cataluña y delAsamblea Nacional Catalana (ANC).

Por lo que respecta a la representación institucional, el acto ha contado con las intervenciones de la presidenta del Parlamento de Cataluña, Laura Borràs; el secretario general del departamento de Justicia, Joaquim Clavaguera; la presidenta de la Cámara de Comercio de Barcelona, ​​Mònica Roca, y el cónsul mayor del Consolat de Mar, Jordi Domingo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here