Si en algo no ha escatimado Kiko Matamoros, es en invertir al menos 45 mil euros en retoques faciales para rejuvenecerse quirúrgicamente.

Desde que ingresó al equipo de “Sálvame” en el año 2011, hasta el año 2015, Kiko se sometió al menos a unas cinco cirugías plásticas para hacerse retoques faciales.

Todos los cambios son muy notables y no han pasado desapercibidos para el público en general ya que han modificado la fisionomía del rostro de Matamoros de tal forma que parece haber perdido unos diez años.

https://www.instagram.com/p/B6l4BDMq8Aj/

En la primera de estas cirugías, fueron retocadas sus orejas. En una operación realizada para que estas se vieran menos separadas de su cabeza.

Esta operación fue realizada en el año de 2011. Esta autoplastia tuvo un costo de unos 3 mil euros.

Blog Telecinco - Kiko Matamoros
Blog Telecinco – Kiko Matamoros

Ahí mismo, se realizó un retoque en los párpados para que no se le vieran caídos y así dar el aspecto de agrandar sus ojos.

No había transcurrido mucho tiempo, en diciembre del 2011 ya Kiko se encontraba de nuevo en el quirófano realizándose una blefaroplastia inferior, que le costó unos 4 mil euros aproximadamente. Esta cirugía consiste, nada más y nada menos en minimizar las bolsas debajo de los ojos.

Blog Telecinco - Kiko Matamoros
Blog Telecinco – Kiko Matamoros

Para su cuarta operación dejó pasar un poco más de tiempo y en el año 2014, “aprovechando” que tuvo que pasar por quirófano, esta vez por motivos de salud, a causa de un problema respiratorio, Kiko se una rinoplastia de unos 6 mil euros, para mejorar su nariz.

Los dos últimos retoques fueron de los más drásticos e innovadores. El primero consistió en un lifting facial que se hizo Kiko en 2015 a la edad de 59 años. El cambio fue tan trascendental que luego de la operación quedó aparentando unos como diez años menor. Tan solo esta delicada cirugía le costaría unos diez mil euros.

Kiko Matamoros y su curioso corte

Un curioso corte en la nuca fue necesario para el último retoque que se sepa de Kiko. Y es que se realizó un injerto capilar en las cejas para lo que se dejó un curioso peinado en la nuca, de donde extraerían el vello necesario para hacerlo

Kiko

Ciertamente cada uno de los euros invertidos en su rostro se han notado. Tal parece que Kiko no tiene ningún tipo de reparos para hacer lo que sea necesario para mantener al tiempo a raya. Ni el dinero ni el paso de los años es impedimento para querer mantenerse eternamente joven.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here