Puede que la serie documental de Rocío Carrasco haya llegado a su fin, pero esto no ha impedido que aún siga generando controversia. Ahora fue en el último programa de Sálvame donde una discusión entre Carlota Corredera, Antonio Montero y Kiko Matamoros ha generado una gran polémica.

Desde que se emitió el primer capítulo de Rocío, contar la verdad para seguir viva, la opinión pública ha cambiado completamente y la prensa y todos sus detractores se han puesto de su lado.

Pero, debido a que la última entrevista de Rocío Carrasco no se emitió cómo se tenía pensado, la tensión no cesa en el plató de Sálvame con sus colaboradores. De hecho, se terminó desatando toda una discusión entre Carlota Corredera contra Antonio Montero y Kiko Matamoros.

En medio de la pelea, Antonio Montero calificó a Rocío Carrasco cómo “una mala madre”, ante lo cual Corredera decidió dejar el plato, completamente indignada. Si bien, podría pensarse que el público se pondría del lado de la presentadora, más bien la criticaron llamándola “manipuladora”.

Video: Sálvame – Semana

Después de todo, Sálvame ha llegado a un punto en el cual los colaboradores que están del lado de la hija de Rocío Jurado se han vuelto bastante extremistas, criticando a cualquiera que no comparta su opinión. Pero, entre todos, parece que es Corredera la que se lleva la peor parte.

Parece que Corredera a realizado ciertas acciones cuestionables a todos los que se oponen a ella, calificándolos en redes sociales cómo “negacionista” o incluso “machista”, por no apoyar a Rocío Carrasco, incluso si hay testimonios de personas cercanas a la familia cómo José Antonio, tío materno de Carrasco.

twitter carlota corredera

Las redes creen que “ya no existe la libertad de expresión en Sálvame”, porque si bien existe una verdad jurídica, también existe otra versión a parte de la de Carrasco, que es algo que parecen no ver. Por eso, han acusado a Corredera de estar “ejerciendo una dictadura”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here