La Revista Mongolia es una revista satírica bastante reconocida en España por «meterse» fuerte en varios temas actuales y con varios famosos, acompañado de un humor negro. Ortega Cano fue uno de los afectados, quien posteriormente interpuso una demanda por la cual le deberán abonar 40.000 euros de indemnización.

Hace ya varios años, Mongolia público en una de sus revistas la imagen de José Ortega Cano en el cuerpo de un extraterrestre con un cartel con el mensaje “ANTES RIOJANOS QUE MURCIANO”, junto a un globo de diálogo donde el ex-torero dice “Estamos tan a gustito”.

ortega cano revista

Está imagen no le hizo ninguna gracia al viudo de Rocío Jurado quien rápidamente denunció a la revista, ya que consideraban que vulneraron su imagen y dañaron su identidad.

Sin embargo, la revista Mongolia consideraba que la cifra pedida a Ortega Cano era desorbitada, además de que “estarían negando su propia identidad”, como una revista dedicada exclusivamente a las sátiras. Así que, ambas partes decidieron llevar el caso a los juzgados.

Después de varios años de debates, el Tribunal Constitucional decidió en diciembre del 2020 que Mongolia tendría que pagar 40.000 euros a Ortega Cano. Una decisión sorpresiva considerando el apoyo jurídico que había recibido la revista.

En realidad, la revista se sorprendió de la decisión del torero de hacer una demanda en primera instancia, ya que ellos habían jugado anteriormente con su imagen pública en varias páginas de su revista de una forma incluso más ofensiva.

revita mongolia ortega cano

Sea como sea, Mongolia se vio en apuros por la necesidad de pagar los 40.000 euros, ya que supuestamente no contaban con los recursos suficientes, además de haberse visto afectados con todo el problema relacionado con el Covid-19.

Finalmente, la revista decidió recurrir a un movimiento bastante desesperado: organizar una campaña de micro financiación, en la que tenían la esperanza de conseguir la cifra exigida por el Tribunal.

Parecía que Mongolia llegaría a su final tras su creación desde el año 2012, pero su campaña tuvo una gran acogida por parte del público y terminaron obteniendo la cifra pedida. De hecho, esta fue superada llegando a los 65.000 euros, que fueron donados por casi 1.700 personas.

Al final, los 65.000 no solo sirvieron para pagar la deuda con el torero, sino que Mongolia pudo solucionar otros gastos que fueron derivados de esta demanda. Fuera de lo que se pueda creer, esto no desmotivó a la revista, sino que esto solo animó a la firma a luchar por crear un marco más proclive a la libertad de expresión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here