La policía metropolitana de Londres ha abierto una investigación a raíz de las polémicas fiestas que se realizaron en el número 10 de Downing Street, residencia del primer ministro, Boris Johnson, durante el confinamiento por la pandemia del coronavirus. Las diligencias afectan a más fiestas que involucran a otros miembros del gobierno.

En una conferencia de prensa, la directora de la policía, Cressida Dick, ha dicho que el cuerpo investiga «potenciales infracciones de las regulaciones contra la cóvid-19». En las últimas semanas, los medios británicos han publicado todo tipo de informaciones que involucran a Johnson y su equipo en la vulneración de las restricciones.

Una de las fiestas que se investiga se celebró en abril del 2021, cuando el Reino Unido estaba en pleno confinamiento y se preparaba para el funeral del marido de Isabel II. El escándalo que han levantado las informaciones han dejado a Johnson en una situación muy delicada y miembros de su partido han comenzado una campaña para echarle de Downing Street.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here