Rusia es un país excepcionalmente grande, que abarca once husos horarios, de Kaliningrado a las costas del Pacífico. Pero la gran parte de la población se concentra en lo que llamamos la Rusia europea. Por eso está aquí, y sobre todo en las grandes ciudades como Moscú y San Petersburgodonde se concentra el espesor del movimiento opositor.

Un movimiento opositor que, en el caso de la guerra, debe hacer frente a unas medidas durísimas, tanto de represión como de control de las comunicaciones, pero que ha encontrado formas públicas de expresión que incluyen incluso la aparición de una nueva bandera rusaahora sin el rojo de la sangre arriba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here