La libertad de expresión y de prensa en Hong Kong es poco más que un espejismo a raíz de la represión. Ahora las autoridades prochinas han cerrado el diario independiente y predemocrático Stand News y han despedido a todos los trabajadores. En este sentido, el régimen ha argumentado el asalto y registra de la sede del medio porque hacía «publicaciones sediciosas».

A raíz de la operación, la policía hongkonesa ha detenido a siete personas, entre ellas varios periodistas y miembros de la dirección del diario. Hoy por hoy, el Stand News, fundado en el 2014, era el principal medio independiente de Hong Kong, tras el cierre forzado del Apple Daily el pasado año.

Ambos diarios han sido víctimas del endurecimiento de la represión del gobierno proxino de Carrie Lam, que desde junio de 2020, gracias a la ley de seguridad nacional aprobada por Pekín, dispone prácticamente de todas las herramientas para reprimir sin consecuencias a la disidencia política.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here