Lo que se descubrió en Cantora el 2 agosto, es algo que podría comprometer gravemente a Isabel Pantoja.

La explicación la ofrece María Patiño, quien se montó en el púlpito de “Sálvame” para contar la cronología completa, mientras los demás colaboradores estaban atentos. Esta noticia podría ser decisiva en todo el conflicto familiar y acarrearle responsabilidades penales a Isabel.

María Pantoja lo cuenta todo

María Patino indica el contexto en que sucedió todo. Ubica detalladamente la cronología de los hechos concernientes a aquella visita a Cantora. Advierte que ésto podría cambiar la forma en que se ve todo este conflicto, pues, al final se vería que Kiko no descubrió las cosas de su padre sino “algo peor” que vincula a su madre de forma muy extraña.

Es necesario recordar que los abogados de Kiko Rivero ya le habían explicado que había algunas irregularidades que “afectan a su familia en el presente y en futuro”. En las primeras de cambios, Kiko no hizo mucho caso, pero la cosa cambia cuando Irene Rosales se entera de que podría afectar a sus hijas y nietas. Desde ese momento, Kiko Rivera ha escondido la verdad al público, ya que resultaría vinculante para vida de su madre.

Volviendo al 02 de agosto en Cantora, el cuarto de Paquirri, que siempre estaba bajo llave, estaba siendo pintado. Se podía ver que habían traído una vieja cristalería de “La Moraleja”, una propiedad que se había vendido hace tiempo. En conclusión, la remodelación requería de subir unas cajas, a lo que Kiko se ofreció a prestar ayuda.

En esta coyuntura de restauración, el DJ se fijó que la puerta del cuarto estaba abierta y entró para colocar las cosas. Se supone que allí deberían estar las cosas de valor de Paquirri, pero, la verdad, es las cosas más valoradas estaban detrás del vestidor de Isabel Pantoja, oculto por una puerta secreta que da a una amplia habitación. Al entrar a la habitación, Kiko pudo descubrir ésto y se llevó una sorpresa de susto.

Que descubrió Kiko en la habitación secreta

Lo que estaban allí era más que objetos y efectos personales de Paquirri. Así será lo que habrá hallado que no ha querido compartirlo públicamente. Él no sabía qué hacer y solo se le ocurrió grabar lo visto y se los mandó a sus hermanos. Kiko nunca había tenido la oportunidad de entrar allí, a pesar de que se trataba del legado de su padre.

La misma María Patiño hizo un esbozo sobre la ubicación de la habitación secreta. Se disculpó por no poder develar aun el secreto, ya que el mismo Kiko no les ha contado a sus amigos más cercanos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here