El verano se acerca rápidamente. Estamos a finales de marzo y empezamos a pensar, aunque sea inconscientemente, en los largos días de sol y calor, preferentemente de vacaciones en una playa tropical o en la piscina de un hotel cinco estrellas.

Es también por esta época cuando la repentina necesidad de ponerse en forma en pocos meses llama a la puerta. Alternativa a los abdominales en el gimnasio, ejercicios hipopresivos son una buena manera de lograr un vientre plano, si ese es tu objetivo. Además de tonificar los músculos de la abdominal y de espalda ayuda a reducir el perímetro de la cintura.

¿Para que sirve la gimnasia hipopresiva?

Fueron desarrollados en los años 80, en Bélgica, por Marcel Caufriez, y décadas después siguen siendo la referencia para fortalecer los músculos del tronco y la pelvis. El término «hypo» proviene del griego y significa bajo, mientras que «pressif» proviene del francés y significa presión. Así, se refiere a un gimnasio sin presión.

En suma, los hipopresivos son un conjunto de movimientos posturales que reducen la presión intraabdominal mediante la contracción del diafragma durante la espiración, provocando la contracción refleja del suelo pélvico y cintura abdominal, aunque la eliminación de la grasa localizada no es el objetivo principal. Otros beneficios incluyen una mejor salud postural, corrección de incontinencia urinaria, sexo más placentero menor tiempo de recuperación posparto mejora de función pulmonar y eficiencia respiratoria.

¿Cómo funcionan los ejercicios hipopresivos?

Para llevar la teoría a la práctica, solo necesitas tener en cuenta dos técnicas de respiración: apnea respiratoria y el apertura costal, como explica Eunice Moura, entrenadora personal, entrenadora de Low Pressure Fitness y autora del libro Barriga Lisa, en una entrevista con la web del NIT. La primera consiste en exhalar profundamente, llevándose unos segundos sin respirar al final.

El segundo simula una falsa inspiración, es decir, tras una espiración profunda y consecuente falta de oxígeno, se debe simular una inspiración para que se abran las costillas. Mantener una postura correcta también es fundamental.

Si estás sentado en el suelo, puedes mantener las piernas cruzadas, separadas a la altura de las caderas, con los hombros alejados de las orejas y los músculos axiales y cervicales lo más estirados posible, según el sitio web de la revista Glamour. Para los principiantes, estas posiciones estáticas son las mejores.

¿Cuánto se tarda en notar un vientre más plano?

En cuanto a resultados variará de un caso a otro, aunque, en general, la mayoría de las personas ven mejoras entre seis y ocho semanas desde el comienzo de un entrenamiento constante (dos veces por semana durante 20 a 60 minutos en el primer mes; tres o cuatro veces por semana en el segundo mes con un intervalo de dos días), dice Eunice Moura. Sin embargo, hay cuidado tener Al iniciar estos ejercicios, debe tener la vejiga vacía y no puede entrenar después de las comidas o antes de acostarse, ya que esto aumentará su metabolismo. .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here