“Eres una Cornuda”. Rafa Mora se Silencia. ¡Pillado con ella en el hotel¡

Hoy, Diario Gol y otros medios recogen que Kiko Rivera e Irene Rosales serán los protagonistas del nuevo programa del viernes Mi casa es la tuyas. Bertín Osborne regresa con nuevas entregas para batirse en duelo de audicencia con Tu cara me suena 8 y MasterChef Junior 7.

Sin duda la entrevista con el cantante Bertín llega en un momento de delicada situación.  Actualmente es noticia por el enfrentamiento con su hermana y por las últimas declaraciones de su esposa, quien dijo que no está pasando por un buen momento, pero que desvinculó a Kiko Rivera de él.

Parece que esto se debe al hecho de que sus padres están “muy enfermos”, según fuentes externas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Qué buen día echamos en casa de nuestro amigo @bertinosborne. Este viernes lo podréis ver en @telecincoes 🙌🏼 #MiCasaKikoRivera

Una publicación compartida de Kiko Rivera (@riverakiko) el

 

“No nos estamos divirtiendo en mi familia. Intento perderme todas las celebraciones que puedo. En este momento hay una situación familiar complicada en casa y prefiero quedarme en casa”, reveló Irene Rosales en Viva la Vida.

 

Rafa Mora es un gran amigo del DJ y aunque en Sálvame no deja de hablar de nadie ni de ensuciar a nadie, a la hora de hablar de Kiko Rivera se mantiene muy tranquilo y siempre a la defensiva.

Él lo sabe todo, pero yo no lo digo. ¿Es verdad o mentira? Como si eso no fuera suficiente, la familia Rivera tiene otro problema. Otra controversia se ha extendido entre Kiko Rivera y dispara de nuevo los rumores de infidelidad…

El 4 de enero, Kiko Rivera trabajó en una conocida discoteca de Padrón (A Coruña). Lo curioso es que un periodista, Pepe del Real, asegura que fue visto saliendo con una mujer en su hotel.

“A altas horas de la noche, después del espectáculo, son recogidos en una furgoneta, llevados al hotel y allí dejan el vehículo por una hermosa e impresionante chica rubia, Kiko y un amigo. Entran en el hotel y todos van a la habitación de Kiko, que está en el segundo piso. Hubo risas y mucho ruido, y los huéspedes del hotel estaban escuchando”, dijo a la audiencia.

El esposo llegó desesperado a las 5:30 de la mañana, tocando la puerta del hotel y advirtiendo a los recepcionistas que “si mi esposa no se iba, llamaría a la policía local” dijo el mismo periodista a el programa de Ana Rosa.

En cuanto a la situación, los trabajadores del hotel lograron convencer a la chica de que abandonara la habitación de Kiko Rivera y que su marido no debería haber llamado a la policía.

Deja un comentario