La organización Élite Taxi ha convocado una movilización de taxistas el 23 de marzo en Barcelona para protestar contra el encarecimiento de los combustibles y el aumento de precios general. La protesta consistirá en una marcha lenta, que empezará en la Termina 1 del aeropuerto de Barcelona e irá hasta el Parlament de Catalunya. Por el camino, recorrerán los alrededores de la plaza de Espanya, la Gran Vía de les Corts Catalanes y el paseo de Sant Joan. Dejarán los taxis aparcados en el Arc de Triomf, el paseo de Pujades y el paseo de Pujades, frente al parque de la Ciutadella, donde se encuentra el parlamento. Posteriormente, los conductores se unirán a las protestas que también han convocado a los sindicatos, las asociaciones de autónomos y de consumidores por los precios de la energía.

Todos pagamos la luz muy cara y las eléctricas se enriquecen La píldora de Jordi Goula

“La inflación del 8% y la subida desorbitada del combustible del 35% en el último año nos llevó a un día a día insoportable, creando un estado de ansiedad constante que no podemos tolerar más”, denuncia Élite Taxi en un comunicado, donde también piden reunirse con el vicepresidente del gobierno y consejero de Políticas digitales y territorio, Jordi Puigneró.

«Estas subidas de precio suponen aproximadamente unos gastos añadidos de 3.000 euros anuales para los taxistas», añaden. Destacan que aunque la inflación se ha disparado, las tarifas siguen igual, y piden soluciones al Área Metropolitana de Barcelona y la Generalitat, que podrían ser una actualización de las tarifas o ayudas directas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here