El pacto del PP con Vox para gobernar Castilla y León no agrada a sus socios europeos. El presidente europeo del PP, Donald Tusk, ha cargado contra el acuerdo de coalición y lo ha definido como una capitulación y una sorpresa triste. Ha hablado en el encuentro de líderes conservadores que se ha hecho en el estado francés, como previo a la cumbre de dirigentes europeos que se celebrará en Versalles, y en la que ha participado Pablo Casadoque se ha despedido.

“Para mí ha sido una sorpresa triste. Pablo Casado era una garantía personal de mantener al PP en el centroderecha evitando flirteos con los radicales, con movimientos de extrema derecha como Vox”, ha dicho Tus. Y ha añadido: “Es una capitulación. Esperamos que sólo sea un incidente o un accidente, no una tendencia.”

También ha hablado el máximo dirigente del PP en el Parlamento Europeo, Manfred Weberque ha dicho que Casado ha hablado al término de la reunión de los líderes conservadores para despedirse: “Ha querido destacar lo que ha considerado sus dos ejes principales al frente del PP: no llegar a acuerdos de gobierno con la extrema derecha de Vox y luchar contra la corrupción”.

Michel Barnier, dirigente de los Republicanos, ha comparado la situación española con la francesa, dejando claro que ellos hacen un cordón sanitario en la extrema derecha de Marine Le Pen: “Casado está en contra de los acuerdos con la extrema derecha, como nosotros, que plantamos cara a Marine Le Pen.”

El PP ha acordado con Vox ceder a la extrema derecha la presidencia de las Cortes de Castilla y León, la vicepresidencia del gobierno y tres consellerias. Además, han cerrado un pacto de gobierno en el que hablan de «violencia intrafamiliar» en vez de violencia machista y de promover una «inmigración ordenada».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here