El gobierno francés ha abierto el no fronterizo del Portillón, que comunica las villas occitanas de Bossòst (Arán) y Banhèras de Luishon (Alto Garona) y que París cerró unilateralmente el 6 de enero de 2021, supuestamente por amenaza terrorista. Lo ha hecho público el alcalde de Bossòst, Amador Marqués, en un mensaje en Facebook: “El Portilhon ya está abierto, lo he podido comprobar hoy, bajando hasta Saint-Mamet y Bagnères de Luchon.”

En junio, Marqués y la síndica de Aran, Maria Vergés, pidieron formalmente al prefecto de la Alta Garona, Étienne Guyot, que se reabriera, dada la importancia para las poblaciones de Bossòst y Luishon y la vulneración del acuerdo de Schengen. En declaraciones a Europa Press, explicó que recibió una carta del secretario de estado francés de la Ruralidad, Joël Giraud, comunicándole la nueva situación.

El alcalde ha agradecido el esfuerzo y la complicidad de la síndica de Aran; del secretario general español para el Reto Demográfico, Francés Boya; del secretario de estado francés de la Ruralidad y de los comerciantes y empresarios de Bossòst con los que ha afirmado que el Ayuntamiento «ha compartido un año de inquietud y persistencia».

Marquès había denunciado que el cierre afectaba a su municipio porque el pueblo tenía relación fluida con los municipios occitanos del estado francés y que perjudicaba especialmente a los trabajadores de empresas de Aran que viven allí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here