Carrie Lam, jefe del gobierno de Hong Kong, ha negado que el cierre de los medios Citizen News y Stand News esté relacionado con la polémica lley de seguridad nacional, al contrario de lo que aseguran activistas y disidentes, y ha descartado que haya una falta de libertad de prensa en la región. Según Lam, los medios en cuestión «han tomado sus propias decisiones, en este caso suspender la actividad, y no existe ninguna relación directa entre estos eventos y la libertad de prensa».

Sobre el Citizen News, cuyos responsables afirmaron que se habían visto obligados a cerrarlo con el fin de «garantizar la seguridad de los trabajadores», Lam ha asegurado que las autoridades de Hong Kong «no han hecho nada» que justifique estos temores.

La decisión de cerrar este portal, sin embargo, llega después de que el portal Stand News anunciara la suspensión de actividades a raíz de la detención de siete trabajadores (entre los que se encuentran varios ex directores y miembros de la junta directiva) por presunta sedición.

«Si tienen una perspectiva concreta, preocupaciones determinadas y deciden cerrar, esto ocurre mucho en el mercado hongkonés», ha aseverado la jefa del gobierno hongkonés, que ha añadido que las autoridades «no suprimen la libertad de prensa» sino que «actúan en acordanza con la ley».

Lam, además, ha añadido que «si la ley de seguridad nacional socava la libertad de prensa, entonces no podemos decir que este tipo de libertad exista en Occidente». “Di un país occidental que no tenga una ley de seguridad nacional –ha puntualizado– [tots] tienen legislaciones más draconianas que la nuestra”.

«Los periodistas y los medios de comunicación, como todos nosotros, deben respetar la ley» ha aseverado, concluyendo que «si tienen miedo de no poderlo hacer, entonces deben tomar decisiones».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here