El diario Público ha publicado un reportaje que demuestra cómo el CNI negoció con Abdul Rahman El Assir, un comerciante de armas, a cambio de que no declarara contra Juan Carlos I, con quien había realizado varios negocios durante décadas. El medio ha accedido a correos electrónicos que evidencian la existencia de esta negociación y en la que también interviene el entonces director del centro de inteligencia, Félix Sanz Roldán.

Estas maniobras surgen de unas investigaciones realizadas por Baltasar Garzón sobre una trama de evasión fiscal a través del BBVA PRivanxas Bank de Jersey en la que estaba involucrado Abdul Rahman El Assir. Cuando esta causa se reactivó en el 2014, el comerciante de armas amenazó con desvelar sus relaciones empresariales con el monarca español, lo que obligó al CNI a intervenir.

La documentación que prueba los hechos estaba en manos de José Manuel Villarejo. Ésta, dice Público, ha sido contrastada a través de tres fuentes. Hervé Falciani, un antiguo amigo de Juan Carlos I y un comisario del CNI.

Esta información beneficia de rebote a Villarejo. Atrapado por varias acusaciones en el caso Tándem, el comisario quiere demostrar que cuando cometió el enriquecimiento personal del que le acusan, él trabajaba por el CNI. Cree que así tumbará muchos de los delitos de los que le acusan porque podrá argumentar que todo lo hacía amparado por servicios secretos estatales.

La información se publica una semana después de la decisión de la fiscalía española de archivar las dos investigaciones que tenía abiertas contra el rey español emérito, por el cobro de cien millones de dólares como supuesta comisión por la adjudicación a empresas españolas del tren alta velocidad en La Meca y por el pago de gastos familiares por parte de un empresario mexicano. El ministerio público admitía que el ex jefe de España defraudó a Hacienda, pero los delitos estarían prescritos.

Una relación estrecha

Juan Carlos I lleva más de un año viviendo en Abu Dhabi, donde reside en un complejo residencial privado. Según informó el diario El Paísallí le acompaña habitualmente Abdul Rahman El Assir. Este comerciante de armas debía ser juzgado en España a finales de 2019, acusado de haber evadido casi quince millones de euros, pero no se presentó a la cita judicial y se activó una orden internacional de detención.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here