Los tratamientos estéticos siempre (o casi) están angustiando a las mujeres y uno de los que más les preocupan es la depilación. Dicen algunas mujeres (más bien pocas) que no se ocupan tanto de estos menesteres “pelos, todo mundo los tiene” y ya. Pero la depilación se ha impuesto en todo el mundo desde hace mucho tiempo. Ahora, cuando es la hora de la verdad la pregunta es ¿fotodepilación o depilación láser? 

Aquí se está planteando la inquietud clave acerca de cuál de estos procedimientos resulta más efectivo y con efectos más prolongados en el tiempo, en pocas palabras, cuál de ellos resulta más rentable. Ambos procedimientos están en boga el día de hoy y muchas personas no tienen suficiente información que les permita elegir entre ambos. Pues ya vas a tener a mano algunas referencias de utilidad.

A través de las siguientes notas, te vas a enterar de las diferencias que existen entre las dos maneras de atacar de manera efectiva esos vellos que según y dónde se encuentren ubicados, te producirán más o menos molestias tanto por razones estéticas como por las de higiene. Igualmente, vas a manejar suficiente información acerca de cuáles pudieran ser las ventajas que tiene cada una respecto de la otra y así elegir la que mejor funcione para ti.

De entrada tienes que saber que ninguna de las dos (como todo en la vida) resuelve tus dilemas de manera inmediata, para ya. Tienes que entender de una vez, que el proceso de eliminación de los vellos del cuerpo se trata de persistencia, de sistematicidad, también de que tengas los recursos cada vez que necesitas una sesión de depilación y sobre todo, de tiempo. Ambas técnicas son buenas para retardar el regreso de los indeseables vellos corporales.

¿Qué es la fotodepilación y qué es la depilación láser?

Muchas personas tienden a pensar que tratándose de luz, no hay diferencia entre la fotodepilación y el uso del láser, pero las cosas no son de este modo. Las dos técnicas usan el mismo principio de absorción de la luz por parte de los vellos. De tal modo se consigue que los vellos se calienten y el calor va inutiliza las funciones del folículo e impide el crecimiento del nuevo pelo. La diferencia más notable está en el tipo de luz que emplean.

La técnica de la fotodepilación es el procedimiento más novedoso que se conoce en la actualidad para la depilación corporal, al igual que la técnica del láser, se vale de la aplicación de una luz extremadamente intensa y concentrada para atacar los folículos en donde se originan los vellos. Por esto es que te preguntas acerca de las diferencias entre la fotodepilación y la depilación láser. 

La fotodepilación

La fotodepilación está enfocada en un modo particular de proyectar la luz. Y esta acción se lleva a cabo por medio de pulsos emitidos por una máquina especialmente diseñada para este propósito. En términos precisos, la fotodepilación es un método en el que se que aplica una luz policromática es decir, se emplea como herramienta un haz de luz de distintos colores.

Es usual utilizar este vocablo para referirse a un método de depilación que técnicamente se conoce como “Luz Pulsada Intensa” (o IPL, Intense Pulsed Light). No obstante su peculiaridad, cuando se utiliza en forma genérica el término fotodepilación, se está haciendo referencia a todo tipo de procedimiento de depilación que opera mediante el uso de la luz.

Este haz de luz o luces no se mueven en una sola dirección ni lo hacen con la misma intensidad en todo momento, por lo general debe aplicarse de una manera en función de las características tanto de la piel como del vello. La fotodepilación un procedimiento recomendado para muchos tipos de piel y que vale para muchas contexturas del vello que deseas eliminar.

¿Cómo se lleva a cabo el tratamiento de fotodepilación?

fotodepilación

La intensidad con la que se mueve toda luz es variable, esto es lo que hace posible que veas los diferentes colores; y a esto se le llama longitud de onda. Del mismo modo, la luz que es emitida por el equipo de fotodepilación nunca se desplaza con la misma longitud de onda, con el mismo color ni en una sola dirección.

En función del tipo de filtro que se emplee y de las particularidades de cada máquina, el aparato permitirá la salida de un cierto tipo de luz. Es bueno que sepas que los equipos que usan los médicos suelen ser bastante distintos a los que utilizan los centros de cosmetología. Esto significa que los resultados que obtengas van a depender de las capacidades del equipo con el que efectúe el tratamiento.

Depilación láser

Este método de depilación es tal vez, un tanto más preciso debido a que el tipo de luz que emplea, es de una única intensidad y color y además, siempre está proyectado en una misma dirección. El modo como actúa es que su haz de luz se proyecta de manera totalmente recta. Este modo hace que el pigmento de los vellos sea absorbido con mayor facilidad y en consecuencia, se ataca al vello justo en la raíz.

Con la depilación láser ciertamente se aplica una luz que viaja en una misma amplitud de onda y en línea recta, pero está condicionada por tipo de equipo que se disponga. Esto quiere decir que si hay una diferencia crucial entre ambos procedimientos, ella está en la precisión. La luz emitida por el dispositivo láser es mucho más exacta que la luz de los equipos de fotodepilación.

Beneficios de usar la fotodepilación

El gran aporte de la fotodepilación es que no te deja marcas o vestigio alguno en el área donde lo vas a aplicar, no importa cual sea tu color de piel o la contextura de tus vellos. Por esta razón mucha gente lo asume como un método más versátil con miras a una depilación decisiva.

Otra de sus ventajas es que se puede adaptar según las diferencias en los tipos de piel y vello en una misma persona. Como buen ejemplo de esta posibilidad se puede pensar en el vello púbico que por lo general, suele ser de mayor grosor que el de los brazos. Cada una de estas áreas recibiría un tratamiento distinto.

Beneficios de emplear la depilación láser

En este procedimiento, la luz que se emite es muy precisa y tiende a reducir el vello completamente; esta luz ataca de forma única y específica al conducto piloso. Por otro lado, es una técnica rápida por lo que puede amoldarse a ritmos de vidas muy dinámicos. De modo que, si dispones de poco tiempo, la depilación láser es una opción para pensar en ella.

Sin embargo, se puede presentar la eventualidad de que algún cliente tenga una epidermis muy sensible y algunos equipos de depilación láser pueden no ser adecuados para estos tipos de piel. En casos tales, la recomendación es emplear la fotodepilación, solo porque el uso del láser pudiera producir algún (aunque muy leve) nivel de dolor.

La depilación láser suele ser más efectiva respecto de los vellos más oscuros que nacen en pieles claras. De cualquier modo, es elemental que te informes previamente acerca de las limitaciones que respecto a tus particularidades, pudieran tener estos equipos. Igualmente debes tener presente que a mayor efectividad, menor cantidad de sesiones.

¿Qué cosas debes tomar en cuenta antes de elegir uno de los dos procedimientos?

Elegir uno de las dos técnicas fotodepilación o depilación láser para tu la eliminación de tu vello corporal depende de algunos pocos pero importantes detalles que debes considerar.

  •  Del tipo de piel que tengas, dependerá el número de sesiones que debas tomar.
  •  De la contextura y color del vello dependerá la calidad de la depilación.
  •  Según el tratamiento que escojas deberás cuidar tu piel de un modo particular.
  • Investiga si algún medicamento en uso pudiera alterar los resultados de la depilación.
  • Infórmate acerca de los distintos tipos de láser que existen y de su funcionamiento, así podrás elegir el que convenga más a tus particularidades.
  • Ambos procedimientos procuran ser métodos definitivos de depilación y sus resultados pueden sorprenderte desde la primera sesión.
  • Esto último es sumamente importante, tanto el equipo a usar como las sesiones deben ser controlados por un profesional experto en estos métodos de depilación.

A la hora de tomar una decisión, lo innegable es que ambas técnicas te pueden brindar los mejores resultados. Estos resultados se producen en una relación directa con el tipo de tu piel y del modo de llevar a cabo el tratamiento. Entonces, si tus vellos son de tono muy claro o muy oscuro o si tu piel es muy sensible, tienes que mirar por el procedimiento que te caiga mejor.

Entonces… ¿Cuál método de depilación debes elegir?

Ya conoces las principales variables que tienes que considerar para decidirte por uno u otro procedimiento. Ya sabes de las capacidades y modos de actuar de cada uno de ellos, te conoces perfectamente bien y sabes lo que quieres; conoces tu piel y su sensibilidad (te conoces y sabes qué puedes y que no) resistir. Dispones o no de suficiente tiempo…

Según el método que finalmente elijas pudiera variar el número de sesiones que vas a necesitar para alcanzar tus fines. Por otro lado, estos resultados también van a depender de la intensidad (y esto sigue dependiendo de ti) con la que sea aplicado el tratamiento en cada una de las sesiones a las que te sometas. Cuanto más intenso sea el tratamiento más eficaz será y, por lo tanto, precisará de un menor número de sesiones.

Además de esto debes considerar el precio de las sesiones y la cantidad de ellas que pudieras o necesitarás tomar de fotodepilación o depilación láser. A fin de cuentas, se trata de una elección completamente sujeta a las características de tu cuerpo así como al modo de llevar tu vida, a tu ritmo de actividades. Entonces, sopesa tus posibilidades y condiciones y procede, toma la decisión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here