Puede que las corrientes de estilo estén en un constante cambio, pero esto no significa que existan ciertas pautas con el color del pelo y la ropa que las personas deben seguir para tener un resultado que resulte favorecedor y sofisticado.

Muchos han ido haciendo una vorágine del “todo vale” a la hora de escoger las prendas que deberían utilizar, arriesgándose en varias combinaciones que resultan muy arriesgadas.

No obstante, muchas veces las personas se enfrascan tanto en los cortes y tejidos de sus vestuarios que olvidan las tonalidades que más les favorece a su tono de piel y, sobre todo, a su cabello. Por lo que a continuación hablaremos de los colores que favorecen a las personas según su color de pelo:

Cabello rubio

Uno de los mayores errores de los estilistas a la hora de tratar con personas con el cabello rubio es utilizar colores que terminan por palidecer a la personas, como sucede con el rojo.

Si bien, esto último no es una mala opción, lo más recomendado es usar prendas con tonalidades ligeras, pero con la saturación de color suficiente para generar un contraste con la piel, como pueden ser el rosa, salmón, menta, gris o cualquiera de la gama de pasteles.

Cabello pelirrojo

El cabello pelirrojo suele ser uno de los más complicados de vestir, pero puede crear increíbles conjuntos si se sabe a qué colores recurrir. Para estos casos, lo mejor es usar colores como el dorado, marfil, beige oliva, caramelo o marrón.

Además, aunque es mejor excluir los colores fríos en estos conjuntos, en esta temporada se ha hecho más vistoso el uso del rosa y lila.

Cabello moreno

Este tipo de pelo suele ser compatible con más tonalidades, a diferencia de los otros, pero lo más recomendable es usar colores como naranja, rojo, verde o nudes que hacen más llamativas las facciones. Pero, nunca hay que usar tonos lóbregos como el marrón oscuro o el azul marino.

Cabello castaño

Para las castañas, cualquier color que cree un contraste es una muy buena opción. Normalmente los que más se usan son los colores intensos como el rojo, azul y el esmeralda, así como cualquiera que forme parte de su gama de colores.

Claro está, si la tez y ojos son claros también, lo mejor es que se usen tonos pasteles, como el celeste o el beige. Mientras que, los tostados, bronce y tierra, son más adecuados para las más oscuras.

Cabello gris

Para este tipo de cabello existen dos opciones viables: jugar con los tonos neutros, como el negro, blanco o marrón, para crear una armonía con el gris del pelo; o usar colores más llamativos como el azul o el mostaza.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here