Son muchos los escenarios que se pueden presentar entre 2 compañeros de trabajo que comparten largas horas de directo y convivencias, muestra de ellos vemos lo ultimo que aconteció en “Sálvame” entre Belén Esteban y Jesús Manuel quienes han protagonizado un tenso rifiante este pasado martes tras el anuncio de una sorpresa “envenenada”.

El programa de este martes inició con la declaración que uno de los 2 colaboradores iba a ser sorprendido con una visita inesperada en el plató dejando esto un cebo muy potente para lo que se desataría disputas, este invitado sorpresa sería también el encargado de narrar algunos hechos relacionados con esa persona a la que visitaría, esto dentro del universo de “Sálvame”.

Jesús Manuel y Belén Esteban

Jesús Manuel se vio tranquilo y luego afirmó que no creía ser él la persona que sería sorprendida esa tarde ya que por su parte no ha llegado a “vender su vida”, estas palabras hicieron que Belén Esteban replicara rápidamente alegando que en su caso si ha llegado a vender algunas de sus intimidades pero que eso no significaba que automáticamente fueran a hablar de ella.

Jesús Manuel comentó: “A mí me resulta incómodo porque no soy un personaje famoso, soy un personaje popular. Yo no estoy aquí para vender mi vida, estoy aquí por un trabajo. El día que salgan mis amigos, mi familia, mis parejas… cogeré y me iré” esto luego de explorar la posibilidad real de que pudiera ser él el sorprendido.

Además de esto plantea que no ve justo que acudan visitas sorpresas para hablar de los colaboradores del programa, “Este programa es maravilloso, pero hay tres tipos de personajes. Uno decide hacer su trabajo sin contar su vida, sin contar sus historias buenas y malas. Mi vida y mi intimidad la vendo yo”.

Además de esto denuncio seriamente que podían llegar a ser Gemma López o él mismo el aludido a lo que Belén Esteban responde: “Yo respeto a mis amigos que son periodistas y trabajan aquí, pero ya estoy de ‘yo no vendo mi vida’… Parece ser que aquí se tiene que hablar sólo de los que venden su vida y no. Yo también vengo aquí a trabajar como vienes tú todos los días y no vengo a hablar de mi vida” sentenciado así al de Paracuellos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here