Un grupo de destacados parlamentarios del Partido Conservador, responsables de varios sobresaltos en el llamado ‘muro rojo’ que facilitaron la abrumadora victoria ‘tory’ en las elecciones generales de 2019, se reunieron ayer para tratar sobre el futuro del primer ministro inglés, Boris Johnson.

Según avanzó el diario inglés The Telegraph, varios de estos parlamentarios habrían planteado enviar cartas de censura a Sir Graham Brady, presidente del comité 1922, el órgano que tiene la potestad de poner en marcha un proceso interno de moción de censura. Según la BBC, estas cartas se enviarán tras la comparecencia parlamentaria de Johnson, prevista para esta tarde, en la que el primer ministro detallará las nuevas restricciones por el aumento de contagios de cóvid-19.

El reglamento interno del Partido Conservador estipula que una moción de censura requeriría el soporte de un 15% de los diputados conservadores de la cámara (un mínimo de 54, de un total de 360) para arrancar. En caso de que se alcance esta cifra, el comité 1922 activaría una votación interna sobre la continuidad de Johnson en la que el primer ministro necesitaría el apoyo de al menos la mitad de parlamentarios conservadores, 180, para seguir en el cargo.

El conservador Christian Wakeford, que representa al distrito Bury South, ha sido el primer parlamentario ‘tory’ de un distrito electoral del ‘muro rojo’ en confirmar públicamente que ha enviado una carta de censura para pedir la dimisión de Johnson. En una carta de renuncia esta mañana, Wakeford ha lamentado “la incapacidad para liderar el país” de Johnson y ha anunciado que dejará su actual partido para incorporarse a las filas del Partido Laborista.

Se trata de un punto álgido en la creciente revuelta conservadora contra Boris Johnson a raíz de las filtraciones que señalan que la cúpula del partido habría celebrado varias fiestas durante el primer confinamiento, en 2020, en claro desafío de las restricciones pandémicas en el país que el propio gobierno había establecido. Hasta ahora, al menos siete parlamentarios conservadores han pedido abiertamente su dimisión, entre ellos el líder de los conservadores escoceses, Douglas Ross. En una intervención parlamentaria esta mañana, el diputado conservador David Davis ha implorado «en nombre de Dios» a Johnson que deje el cargo de primer ministro.

El ‘muro rojo’ es la designación informal que reciben una serie de distritos electorales en la región de las Midlands que tradicionalmente han sido bastiones laboristas. Esta hegemonía se rompió por primera vez en décadas en las elecciones generales de 2019, con varias victorias ‘tories’ en distritos donde tradicionalmente siempre había ganado el Partido Laborista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here