Los rumores apuntan a que Ana Soria se fue bastante molesta de la plaza de toros. En todo caso, su cara no era de agrado. Algo que no se entiende, ya que ha pasado tiempo que no iba al ver su novio en plena faena.

Ciertamente, la última vez que la chica acompañó a su pareja, el torero Enrique Ponce salió volando por el aire por una cogida, dejándola traumada. Hasta ahora, tuvo el valor de volver a verle.

Las imágenes muestran a Ana Soria sentada contemplando el «arte» de su amado en rodeo, pero también se capta como algo la hace salir de forma abrupta.

¿Podría ser que los seguidores abuchearon? Esto podría tener lógica, dado el abandono que le dio en el último accidente, haciendo que los seguidores la pusieran en el punto de mira, algo que ha tratado de evitar.

Ana Soria desmiente que fue abucheada

Tras los comentarios de la supuesta reacción negativa del público, la novia del torero desmintió lo sucedido. Se trataría de algo completamente desvirtuado y mal intencionado.

Por eso publica un mensaje en su cuenta de Instagram, diciendo:Ayer me fui de la plaza de toros de Granada porque me sentí mareada y decidí salirme. Todo lo demás es completamente inventado”.

Por lo que sí es cierto que ella estuvo entre el público ese día y se retiró muy rápido. Pero no se fue por las razones que se exponen.  No hubo ningún tipo de maltrato o acción incomoda con el público, sino que se sintió indispuesta eventualmente.

AnaSoria_mensaje
Mensaje publicado por Ana Soria en su Instagram

Debemos recordar que Ana no está acostumbrada a este estilo de vida. Ella es una joven estudiante, muy metida en sus asuntos, que trata de llevar el trote del mundo rosa que viene en “el pack de Enrique Ponce”, por lo que estos comentarios le afectan quizás más que a otros.

Además, la situación fue todo lo contrario, las personas presentes se preocuparon por ella y por saber cómo se encontraba. Inclusive, ella publicó una fotografía en su Instagram en la que reafirmaba su cariño y admiración por el torero.

No quiere entrar en polémicas

Ser pareja de una celebridad no es fácil, pero cuando se trata de Enrique Ponce el asunto se incrementa en complejidad.

A pesar que quiere estar en bajo perfil, la prensa intenta inmiscuirla en algún problema. Esta tensión no le gusta y menos cuando le dan más relevancia de lo que su rol y acciones amerita

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here