Amnistía Internacional ha contactado con la Embajada de Polonia en España para reclamar que las autoridades polacas permitan de forma inmediata que el periodista Pablo González pueda comunicarse con su familia y recibir asistencia por parte de sus abogados. González fue detenido el pasado 28 de febrero acusado de espionaje. Posteriormente, lo encarcelaron sin poder comunicarse con la familia y abogados. En principio, estará en prisión provisional, como mínimo, hasta el 29 de mayo.

Amnistía Internacional denuncia que, además de no poder escoger su propio abogado, Pablo González no tuvo asistencia letrada de oficio hasta el 14 de marzo, dieciséis días después de su detención y cuando ya se enfrentaba a cargos formulados por autoridad judicial. Además, recuerda, en un hilo de Twitter, que el Convenio de Derechos Humanos garantiza que toda persona acusada de un delito tenga derecho a un abogado de su elección.

El periodista Pablo González @PabVis lleva detenido en Polonia desde el 28 de febrero.

Exigimos que se respete su derecho a un justo proceso y con las debidas garantías, permitiendo el acceso a un abogado de su libre elección ya comunicarse con la familia.
HILO 🧵👇 pic.twitter.com/R9wCMwvHE0

— Amnistía Internacional Cataluña (@AmnistíaCAT) abril 12, 2022

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here