Deoleo y la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos acuerdan reposicionar el aceite

​Según las asociaciones, valor e integración han sido claves para el acuerdo. Buscan un nuevo modelo de producción y comercialización basado en el valor frente al volumen.
|

Deoleo y la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) han presentado este martes en Jaén las líneas básicas de un acuerdo según el cual trabajarán conjuntamente para buscar un nuevo modelo de producción y comercialización del aceite de oliva basado en una estrategia de valor frente a volumen, que logre reposicionar al aceite de oliva como un producto de valor. Bajo el lema Integración y valor, este acuerdo tiene dos ámbitos de actuación prioritarios: la calidad y la trazabilidad del aceite de oliva.



Portada1


Esta alianza viene motivada por la propia evolución de este mercado, que presenta algunas debilidades que podrían condicionar su crecimiento. Así, en los últimos años, en los mercados de mayor consumo, como el español, el aceite de oliva se ha convertido en un producto indiferenciado, de escaso valor; de hecho, el mercado está dominado en un 65% por las marcas blancas.


Este modelo de precio se está replicando en los mercados de mayor potencial, como Estados Unidos, Reino Unido, Alemania u Holanda. Al mismo tiempo, los países que han incorporado el cultivo del olivar a su sistema agrario establecen medidas proteccionistas frente al aceite mediterráneo, como Estados Unidos y Australia, lo que podría dificultar las exportaciones.


“Hasta ahora la única forma de operar ha sido primar el volumen a costa del precio”, explica el consejero delegado de Deoleo, Pierluigi Tosato, “pero este modelo ya no es sostenible. La actual tendencia de mercado, que prima el precio sobre el valor, va acortando márgenes y acabará llegando hasta el agricultor. Solo una estrategia basada en el valor garantiza una distribución justa de los ingresos entre todos los eslabones de la cadena”.


“Luchar por el precio es una batalla perdida”, a juicio de Tosato, “ya que el 95% de los consumidores mundiales emplean grasas cinco veces más baratas que el aceite de oliva, por lo tanto, si nos centramos en el precio, siempre habrá otros productos que cuesten menos”.

Los datos hablan por sí solos: el consumidor español abandona progresivamente el pilar de la dieta mediterránea, el aceite de oliva, en favor del aceite de girasol, que el año pasado entró en un 5,5% de hogares nuevos y representa ya el 40% del volumen de aceite que se consume en el país.


La solución pasa por establecer un nuevo modelo de producción y comercialización, que es lo que pretende impulsar el acuerdo entre Deoleo y UPA. La búsqueda de la calidad y la diferenciación debe ser una prioridad para toda la cadena de valor. La integración y el valor deben vertebrar todos los procesos, desde el olivo hasta el lineal: intercambiando conocimiento entre productores y comercializadores, asesorando para las mejores prácticas o trabajando en conjunto con organismos científicos y universidades, entre otras acciones.


En palabras de Cristóbal Cano, responsable de la sectorial de aceite de oliva de UPA y secretario general de UPA Jaén, “nuestra organización lleva muchos años apostando por que el aceite de oliva virgen extra se posicione como un producto de excelente calidad, con repercusiones positivas para la salud, como confirma el estudio Predimed, y como base de la Dieta Mediterránea, avalada científicamente como la mejor para nuestra alimentación. 

Lamentamos que se haya banalizado el AOVE en los últimos años, fundamentalmente por las ofertas de la gran distribución, con su política abusiva de venta a pérdidas. Esto ha hecho que al consumidor se le mande un mensaje erróneo, por lo que no percibe el aceite de oliva como un producto de máxima calidad y saludable a un precio razonable".


Cristóbal Cano hace hincapié en la necesidad de "aprovechar que, cada vez más, el consumidor siente inquietud por conocer qué hay detrás de lo que compra. Debemos poner en valor que el cultivo sostenible del olivar actúa como freno del avance de la desertificación, preserva la biodiversidad y fija la población al territorio. Estas cuestiones, que trascienden al propio alimento, tenemos que inculcarlas entre los consumidores, que deben ser conscientes de que, a la vez que compran aceite de oliva, están mejorando el medio físico en el que vivimos".


"En los últimos 15 años el mensaje que los agricultores han captado y han hecho suyo es tender cada vez más a una apuesta por inicios de recolección temprana con los que se obtienen aceites de máxima calidad. Estos aceites de Jaén, que actúan como locomotora del sector, están alcanzando logros y mercados internacionales antes desconocidos, por lo que el acuerdo firmado con Deoleo nos permitirá reforzar el camino emprendido por nuestros olivareros hacia la excelencia".


El acuerdo firmado por Deoleo y UPA tendrá dos vertientes, una de comunicación, para difundir los mensajes que ambas organizaciones consideran que deben llegar a los operadores del sector para concienciar sobre la necesidad de revalorizar la categoría; y otra, de formación, con jornadas específicas dirigidas a olivicultores de las principales zonas productoras: Andalucía, Extremadura y Castilla La Mancha, principalmente.


Sobre Deoleo

Deoleo es una multinacional española de alimentación, líder mundial en comercialización de aceite de oliva, con presencia en más de 80 países de los cinco continentes, fábricas en España e Italia y delegaciones comerciales en 15 países. Deoleo cuenta con marcas líderes en todo el mundo, como Bertolli, la más vendida en EEUU, Carapelli y Sasso; y las españolas, Carbonell, Hojiblanca y Koipe.

Sobre UPA

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos es la organización profesional que agrupa, representa y defiende los intereses de los profesionales de la agricultura y la ganadería en España. UPA cuenta con más de 80.000 afiliados y afiliadas y aglutina al colectivo mayoritario del sector agrario: las explotaciones familiares cuyos titulares son pequeños y medianos agricultores y ganaderos.