Martos inicia la tercera fase para recuperar para uso turístico y cultural su antigua estación de ferrocarril

Tiene un presupuesto de 50.000 euros y permitirá consolidar y proteger toda la estructura del edificio, previo a la reposición de la estructura de madera de la cubierta
|

El Ayuntamiento de Martos ha iniciado la tercera fase del proyecto de rehabilitación de su antigua estación de ferrocarril, una actuación con un presupuesto que ronda los 50.000 euros y que permitirá consolidar y proteger toda la estructura del edificio, previo a la reposición de la estructura de madera de la cubierta. 

EstacionFerrocarrilMartos


El alcalde, Víctor Torres, que ha visitado las obras ha apuntado que en esta fase "se reforzaran los muros perimetrales de la estación, la impermeabilización, la reposición de las cerchas que sujetaran tejados y terrazas y la reposición de la cubierta, de manera que se consolida toda la estructura del edificio para protegerlo de las inclemencias meteorológicas". 


El paso siguiente será concretar el uso que se dará a estas instalaciones "que aunque está sin definir, sí tiene que estar vinculado a un uso turístico y cultural", para conforme a ello proceder a la rehabilitación y equipamiento interior. El acondicionamiento de todos los exteriores será en otra fase. 


El objetivo del equipo de gobierno es que "esta tercera fase tenga su continuidad, por lo que estamos trabajando para que en el ejercicio 2018 haya una partida presupuestaria que nos permita seguir con la rehabilitación, fundamentalmente vinculada a la enajenación del solar de la vía verde fruto del convenio urbanístico cuya venta nos podrá dar financiación para poder terminar la reconstrucción de este espacio".


Junto a esta obra, también se ha recuperado para su puesto en uso la nave del antiguo hangar, para crear un conjunto ya que "nuestro deseo es que pueda estar relacionado con el tren del aceite pero lógicamente hay que estudiar las posibilidades de explotación turística que tendrá que ser rentable para aquel que vaya a gestionarlo y no suponga un déficit para las arcas municipales".