Comerciantes y hosteleros piden que la peatonalización del centro se deje para después de la campaña de Navidad

Reclaman que se haga de manera organizada y programada y recuerdan que no ​"no nos han dado ningún razón" con la que argumentar que no se puede esperar a enero
|

Comerciantes y hosteleros se han unido para pedir al Ayuntamiento de Jaén que aparquen la peatonalización del centro histórico hasta después de la campaña navideña con el objetivo de que no se resientan los negocios. Tanto la Federación Comercio Jaén, como Asostel y la Asociación de Industriales del Mercado de San Francisco han manifestado su apoyo a sacar los vehículos del centro, pero siempre y cuando se haga de una manera "organizada y programada".

Hosteleros


El secretario general de Comercio Jaén, Bruno García, ha señalado en rueda de prensa que a día de hoy "no nos han dado ningún razón" con la que argumentar que no se puede esperar a enero para poner en marcha todos los cambios que están previstos para reducir el tráfico rodado en el centro de la ciudad. 

"Cuando hay experimentos fallidos quienes cierran son los comercios", ha dicho García y ha añadido que antes de abordar las restricciones al tráfico, el Ayuntamiento debería haber puesto en marcha otro tipo de acciones complementarias como son el habilitar nuevos aparcamientos, reforzar el transporte público y una campaña para engalanar las calles, además de mejorar su limpieza e iluminación. "La parte bonita de la peatonalización no va a estar por ahora", ha dicho García. 

También se han referido al servicio público de autobuses urbanos ya que "lejos de reforzarse, lo que hemos visto es que en los últimos años se viene reduciendo el número de vehículos", algo que no contribuye a optar por este medio en lugar de por el coche particular. 

Han insistido en que el Ayuntamiento ha empezado por el último paso que es la supresión del paso de vehículos, pero falta todas las medidas que "deberían haberse puesto en marcha con anterioridad" para evitar problemas de accesibilidad. García ha señalado que la campaña navideña, "la más importante del año" para comerciantes y hosteleros "no es el momento para llevar a cabo la peatonalización porque va a generar cierta incertidumbre" y eso repercute negativamente en los negocios del centro. 

Ni comerciantes ni hosteleros han acordado ninguna medida protesta. Se han limitado a transmitir su "preocupación" y a pedir que el plan de peatonalización en cuanto a cambios del tráfico se deje sobre la mesa hasta que pase la Navidad porque "no es el mejor momento" para ejecutarlo.