La PAH Advierte de un posible desahucio a una madre y su bebé de cuatro meses

​Mari Carmen tiene 20 años y desde marzo de 2017 ocupa en precario una vivienda perteniente a Unicaja, que tiene previsto el lanzamiento de la vivienda
|

Mari Carmen tiene 20 años y un bebé de 4 meses, nacido en una vivienda en precario que su madre se vio obligada a ocupar por necesidad desde Marzo de 2017 "por la inacción y la falta de políticas sociales de las administraciones competentes", indica la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, que denuncia un nuevo posible caso de desahucio. 

PAHconBebe

Desde hace un año esta madre soltera vive en un domicilio que en su día era una infravivienda y que ella ha adecentado para vivir con su hija, según destaca la PAH. Además se le penaliza con una pena de multa de tres meses y con una cuota diaria de 3 euros, además del lanzamiento de la vivienda.

“Ante la nefasta gestión de las administraciones más cercanas una madre que quiere darle lo mejor a su hija, se ve sola, multada y en breve desahuciada. Una casa vacía, como tantas viviendas vacías, deterioradas y abandonadas por las entidades bancarias hay en la ciudad. La entidad bancaria no le da uso a este inmueble desde hace mucho tiempo. Si Mari Carmen no la hubiera recuperado esta casa se estaría viniendo abajo” afirma su portavoz Ana Cárdenas.


“Mari Carmen quiere un alquiler social. El banco no se lo da y además la denuncia teniendo que pagar 250 euros de multa que si no paga se convertirá en días de permanencia en la cárcel. La asamblea de afectados por la hipoteca está indignada y preocupada porque cada vez más son las familias abocadas a ocupar en precario y por necesidad viviendas vacías y abandonadas por los bancos, porque no hay alternativa habitacional para tantas familias jóvenes, mujeres separadas y con cargas familiares y con hijos con discapacidad", indican desde la PAH.


Asimismo, reconocen que “dice la sentencia que Mari Carmen ocupa y reside de forma ilegítima en este domicilio", pero desde la PAH afirman que "lo ilegítimo es que esta mujer se tenga que ir a la calle porque un banco con una vivienda abandonada es incapaz de negociar un alquiler social. Lo que es ilegítimo e ilegal es que haya gente sin casas y casas sin gente. Lo que es ilegítimo es que una familia no tenga los recursos mínimos para sacar a los suyos adelante. Pedimos de nuevo a las oficinas de intermediación de la Junta, del Ayuntamiento y de Diputación que hablen con este banco y concedan un alquiler a Mari Carmen”.


En estos días la PAH de Jaén registrará en el Ayuntamiento, la Junta de Andalucía y la Diputación un escrito relatando esta situación para que los funcionarios públicos se pongan al servicio de estas familias vulnerables. "Esa es la vocación de las administraciones públicas servir a los que más lo necesitan. Mari Carmen necesita ayuda".