ÁNGEL BORDAS, ABOGADO

"Presento esta denuncia por el amor a España y, lógicamente, en defensa de la Constitución"

Entrevistamos a Angel Luis Bordás, abogado sevillano que horas después de anunciar Puigdemont la independencia, según los resultados del 1-O cogió un avión para Barcelona, donde presentó una denuncia contra el presidente catalán por traición y sedición. Tal y como ha indicado, para él, "lo justo para mí sería una condena de siete a ocho años, que, lógicamente, lo inhabilitaría para la política y entraría en prisión"
|


Ndice 45


¿Por qué has dado ese paso de denunciar al presidente Puigdemont, y quién más está incluido en esta denuncia?
Tras el anuncio de la Republica Independiente de Cataluña decidí coger un vuelo con destino a Barcelona para personarme en El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. La denuncia que, previamente, había redactado fue presentada a las once y media de la mañana del pasado miércoles 11 de octubre, en base a la declaración de independencia, y el suplico acogía no solo al Presidente Puigdemont, también a todos aquellos parlamentarios que firmaron dicha declaración.
En un primer momento, estuvimos esperando a que saliese alguna publicación referente a esta declaración en el Boletín Oficial de la Comunidad Autónoma de Cataluña, con el propósito de incluirlo como documento adjunto a esta denuncia. La declaración finalmente no fue publicada, bajo mi punto de vista como una estrategia, para evitar una prueba fehaciente de dicho documento, aunque hubiese sido retrasmitido por la televisión. Simplemente el acto del Pleno estaba prohibido por el Tribunal Constitucional bajo un auto notificado no solo al Presidente, sino todas las mesas parlamentarias.
En la petición se denuncia un delito de desobediencia al Tribunal Constitucional y a las normas constitucionales. También un delito de prevaricación, en cuanto a la convocatoria de un pleno que significa una serie de gastos, y actuaciones pagadas con dinero público. Estos delitos son evidentes. Previamente ha habido algún escrito de la Fiscalía de Cataluña que preavisaban de ese delito, pero nosotros fuimos los primeros que pusimos esa denuncia directamente. El delito de rebelión en España solo se ha utilizado con Tejero, pero tendría que implicar algún tipo de violencia. En la denuncia se deja subrayado si ocurriese cualquier tipo de acción violenta. 


¿Por qué lo haces? ¿Qué te ha llevado a denunciar estos hechos desde tan lejos?
Por el amor a España y lógicamente en defensa de la ley. El que estudia Derecho sabe que los gobernantes no pueden tomar decisiones sin tener en cuenta la ley y el derecho. Mi apellido es de origen catalán y cualquier fractura de mi nación, y en este caso de Cataluña me afecta; no contemplo esa opción. 


¿Piensas que tu denuncia será un reclamo para que más gente lo haga?
Yo animo a que la gente ponga esa denuncia. Yo lo he hecho yendo directamente al tribunal que tiene que investigar a Puigdemont, pero cualquier persona puede poner esa denuncia en cualquier juzgado de guardia de cualquier localidad, pues lo remiten directamente a los juzgados de Cataluña. 


¿Es recomendable hacerlo? ¿Pueden colapsar los juzgados tantas denuncias?

No, estas denuncias se agrupan todas en una. Aún no me han contestado a mi denuncia, pero supongo que nos informarán de la existencia de una serie de denuncias similares. En la Constitución se expresa que tenemos una serie de deberes y uno de ellos es denunciar este tipo de tropelía, no solo para denunciar a Puigdemont, sino que estamos obligados ante un delito. Pero bueno, esto es un gesto para sumar a la ola, no solo tienen que ser los fiscales los que denuncien sino también los ciudadanos de a pie, los que tienen que denunciar estas cosas.
Yo personalmente he denunciado varios casos de este tipo referentes al tema de los ERE, he sido presidente del Foro Sevilla Nuestra, fuimos los únicos que nos movilizamos para denunciar este caso de corrupción… Esta fue la única denuncia que se hizo en Andalucía contra la corrupción del Partido Socialista. Esta de Cataluña era una oportunidad, además, también lo hice por satisfacción personal. 


¿Consideras que esta denuncia te puede generar problemas y ataque a tu persona?
Yo creo que en Sevilla hay dos o tres personas que le han puesto “la diana” con nombre y apellido. Cualquiera que no tenga un discurso “progre” está tachado de fascista o nazi. No sería la primera vez pues he sufrido amenazas y agresiones en mi despacho, pero bueno, eso no me ha impedido nunca expresar, como lo hago, mi opinión; ni me ha generado ningún tipo de miedo. Diferente es que lo hagan, pero yo creo que ha sido un tema que aquí en Andalucía se ha entendido incluso por “la gente progre”. El hecho es que Puigdemont es un auténtico delincuente. Aun así, yo entiendo que hay muy pocas personas independentistas aquí en Andalucía. Por lo que entiendo que no, la denuncia la pongo con mi nombre y mi DNI incluso la dirección del despacho y sinceramente no me preocupa. 


¿Sinceramente crees que la denuncia va a llegar a buen puerto?
Los juzgados tienen que instruir, tengo conocimiento de que la denuncia está siendo tramitada y que si se tramita y se instruye, debe de generar resultado. Es un hecho que se ha retrasmitido por televisión, que todo el mundo ha visto y que incluso han firmado. Los delitos son claros, lo que esperamos es que sirva para que esto no vuelva suceder y no se le vuelva a ocurrir a ningún futuro o presente presidente de Cataluña hacer ningún tipo de tontería de estas, porque el peso de la ley tiene que ir por encima. Yo espero que la condena sea clara.


¿En este caso que tipo de condena puede haber?

Por sedición normalmente son hasta los 15 años, si no comete ningún tipo de agresión, ni llega a rebelión (llegaría a 30 años en ese caso). Lo justo para mí sería una condena de siete a ocho años, una condena de ese tipo lógicamente lo inhabilitaría para la política y entraría en prisión; este señor por supuesto tiene que entrar en prisión, porque lo que no puede ser es el caso que ha salido en los medios de comunicación de la sentencia a cuatro años que les ha caído a 11 patriotas que en la sede de la Generalitat en Madrid protestaron contra los delitos sediciosos y traidores. Ellos no cometieron ningún tipo de actos de agresión y, sin embargo, han sido condenados a esa protesta en base a un delito de odio. Una acción que no ha tenido ningún tipo de repercusión comparable a la de Cataluña. 


¿Crees que va a llegar a ese punto de encarcelamiento?

La Justicia ha demostrado que los políticos entran en prisión. Un ejemplo es el caso Gürtel, en el que las condenas a políticos han desembocado en cárcel a no ser que haya algún tipo de

Ndice2 8

pacto o indulto. Aunque suspenda la declaración, el hecho de hacerlo es el que se pena el delito está cometido.

¿Cómo estás viendo la actuación del gobierno de España?

Yo me trasladé a Barcelona precisamente porque no me fio de mi Gobierno. Mi Gobierno lleva dejando desamparados a los españoles en Cataluña, en este caso, casi cerca de 30 años. Allí hay una cultura del miedo. Yo acudí a la manifestación en la Plaza Cataluña y daba gusto ver a esos catalanes orgullosos de su bandera. Las leyes y competencias que se les ha dado a lo largo del tiempo a Cataluña han permitido que ocurra este tipo de situación, pues no es lógico que una policía que esta pagada con los impuestos de todos los españoles llegue a esta situación de

desamparo. Con datos objetivos, el Gobierno no ha hecho ningún tipo de acción ejecutiva sobre este asunto. Lo que se ha realizado ha sido siempre a través de un juez, y siempre mal gestionado. El hecho de que se haya votado la declaración de independencia crea una inseguridad jurídica que puede que haga mucho daño.