La Junta incrementa la cuantía para las familias de acogida

En la provincia se acogen a unos 300 niños y adolescentes en la actualidad
|

La Consejería de Igualdad y Políticas Sociales ha incrementado las cuantías de las prestaciones económicas para las familias acogedoras de menores, según la orden publicada por el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) que modifica la regulación vigente desde el año 2004. Esta iniciativa del Gobierno andaluz pretende, a través de la prestación básica, atender los gastos de manutención de carácter periódico, derivados de la obligación de cuidar, alimentar y educar al menor, para lo que se fija una cuantía general de 324 euros mensuales por cada niño o niña, que se eleva a 450 euros mensuales para acogimientos temporales en familia ajena.

Acogida


La delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Teresa Vega, ha apuntado que la Junta de Andalucía ha previsto también la prestación específica para los acogimientos de urgencia y especializado tiene por objeto remunerar la especial disponibilidad y cualificación de los acogedores, que percibirán, además de la prestación básica general que corresponda según el número de menores acogidos, una prestación de 576 euros mensuales por cada modalidad de acogimiento. “Son prestaciones económicas compatibles entre sí que pueden coincidir en una misma familia acogedora de manera simultánea o consecutiva”, ha subrayado.


La nueva norma recoge además que podrán ser remunerados el acogimiento permanente tanto en familia extensa como en ajena. La orden define el acogimiento permanente en familia extensa como el que se formaliza con personas físicas a quienes se le haya conferido la guarda de algún menor conforme a la legislación civil, en virtud de la vinculación existente por razón de parentesco, mediante la correspondiente resolución administrativa.


Por su parte, el acogimiento con familia acogedora de urgencia se formaliza con personas físicas inscritas en el Registro de Solicitantes de Acogimiento y Adopción de Andalucía, que hayan sido calificadas para este acogimiento por la Comisión Provincial de Medidas de Protección.


Por otro lado, Teresa Vega ha destacado que la Junta promueve el acogimiento en familia de niñas y niños que no pueden ser atendidos por las suyas, para lo que se ha puesto en marcha la campaña 'Siempre en familia: acoger, adoptar, ayudar' para concienciar a la sociedad de la importancia de ofrecer un hogar temporal o permanente a aquellas niñas y niños que, por diversos motivos, se ven obligados a dejar su familia.


El objetivo de dicha campaña es que puedan crecer con una familia que esté dispuesta a darles el afecto y la estimulación que necesitan para su desarrollo. “Esta campaña es imprescindible para promover familias dispuestas a formar parte de la vida de los más de 2.000 niñas y niños y adolescentes de Andalucía que no pueden ser atendidos de forma adecuada por las suyas”, ha señalado Teresa Vega.


Tratamiento familiar

La Consejería de Igualdad y Políticas Sociales ha impulsado diferentes órdenes para potenciar y mejorar el trabajo con los menores y las familias a través de sus equipos de tratamiento familiar, que tratan de proporcionar a los que están en situación de riesgo o desprotección un tratamiento específico e integrador que permita la adquisición de pautas rehabilitadoras.


La Junta de Andalucía cuenta en la provincia de Jaén con 488 menores tutelados, entre los que 186 se encuentran en acogimiento residencial y 302 con familias, que en 139 casos son ajenas.


II Plan de Infancia y Adolescencia

La integración familiar para los niños y niñas del sistema de protección, tutelados por la Junta por abandono o malos tratos, es uno de los objetivos del II Plan de Infancia y Adolescencia de Andalucía 2016-2020, aprobado por el Consejo de Gobierno en junio del pasado año.


Según Teresa Vega, la idea de la Junta es sumar nuevas familias a las más de 3.200 que ya han abierto sus hogares a quienes más lo necesitan. La delegada ha mostrado su agradecimiento a estas familias pero ha indicado que "no son suficientes" puesto que hay más de 2.000 niños y niñas que viven en centros de protección de menores.


En este sentido, ha recalcado que "aunque nuestros centros están atendidos por excelentes profesionales que cuidan de que no les falte de nada", los profesionales apuestan por proporcionar al menor un entorno familiar como el núcleo donde mejor se adquiere y fomenta el vínculo afectivo, necesario para el desarrollo emocional y social del menor sobre todo en los de corta edad (0 a 6 años).


Junto con las familias acogedoras, que "abren su hogar a los pequeños", Teresa Vega ha resaltado otra modalidad de acogimiento como las familias colaboradoras que comparten tiempo de ocio y vacaciones con niños y niñas que actualmente viven en centros de protección. Estas familias que dedican su tiempo al disfrute de actividades que para la mayoría de los niños son habituales, consiguen que para ellos se convierta en algo extraordinario que les permite acumular experiencias normalizadoras.