La Junta aboga por la formación para mejorar la atención a víctimas de violencia de género con adicciones

​Esta iniciativa se dirige al personal de los centros provinciales y municipales de información a la mujer con el objetivo de mejorar la atención e intervención multidisciplinar a las víctimas
|


VegayMartnInaguracionjornadasviolenciageneroydrogodependeciasII120917

La delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta en Jaén, Teresa Vega, ha destacado la importancia de una formación especializada para mejorar la atención a víctimas de violencia de género con algún tipo de adicción y "poder abordar con sensibilidad una situación de doble vulnerabilidad".

Así lo ha puesto de relieve este martes durante la inauguración de la jornada formativa sobre 'Violencia de Género y Drogodependencias', en la que también ha participado la coordinadora provincial del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Beatriz Martín. Esta iniciativa se dirige al personal de los centros provinciales y municipales de información a la mujer con el objetivo de mejorar la atención e intervención multidisciplinar con víctimas de la violencia de género que sufran algún tipo de adicción. 

"Cualquier mujer puede sufrir violencia de género, pero la que tiene algún tipo de adicción sufre una victimización secundaria ante el sistema, que la desacredita y cuestiona", ha afirmado Vega. También ha advertido de la necesidad de una detección precoz, ya que "en muchas ocasiones la adicción a una sustancia es consecuencia precisamente de la violencia machista que sufre". 

La responsable de Igualdad y Políticas Sociales ha señalado, ante las 80 personas que participan en esta acción, que si bien hay más hombres con adicciones, existe un menor uso por parte de las mujeres de los recursos para salir de dicha adicción, debido a que "los propios roles de género, que hacen que ellas sean peor vistas que los hombres" (madre drogadicta, alcohólica), por lo que se retraen a la hora de pedir ayuda.

Junto a ello, "los prejuicios pueden poner en cuestión a una mujer adicta o en situación de exclusión social", de manera que ha subrayado la importancia de jornadas como ésta para "visibilizar la realidad y formar a los equipos profesionales de manera multidisciplinar". El IAM ha invertido este año 1,3 millones de euros en subvenciones a entidades sin ánimo de lucro para la atención a mujeres en situación de riesgo de exclusión social, un ocho por ciento más que en la anterior convocatoria, que permitió atender a más de 16.000 mujeres y menores en situación de especial vulnerabilidad (mujeres prostituidas y víctimas de trata, inmigrantes, madres jóvenes o exreclusas, entre otras). 

Además, el III Plan Andaluz de Drogas y Adicciones 2016-2021, de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales, incorpora la perspectiva de género en todas las acciones y programas preventivos y el impulso a la actividad investigadora y formativa.