Una marcha de dos días recreará el recorrido de las tropas cristianas previo a la Batalla de las Navas de Tolosa

​Es un enfrentamiento que realizaron en 1212 los ejércitos cristianos de los tres reyes Alfonso VIII de Castilla, Pedro II de Aragón y Sancho VII de Navarra contra a las huestes almohades del Califa al-Nasir
|


Thumb2 1

El Museo de la Batalla de las Navas de Tolosa, en Santa Elena, ha organizado para el próximo mes de octubre la recreación durante dos días del camino que realizaron en 1212 los ejércitos cristianos de los tres reyes Alfonso VIII de Castilla, Pedro II de Aragón y Sancho VII de Navarra para enfrentarse a las huestes almohades del Califa al-Nasir.

Para ello, un grupo de recreadores de diversas partes de España se van a trasladar hasta Jaén para hacer durante dos días una ruta de 26 kilómetros por diversos parajes del Parque Natural de Despeñaperros y lo harán ataviados y equipados como hace más de 800 años. La actividad se llevará a cabo bajo el nombre de 'La marcha de los tres reyes', en alusión directa a Alfonso VIII de Castilla, Pedro II de Aragón y Sancho VII de Navarra. Como ellos, en 1212, estarán también presente las diferentes órdenes militares del momento como la de Calatrava, Santiago y del Temple así como los caballeros ultramontanos que acudieron a la cruzada desde diferentes partes de Europa para luchar contra los llamados infieles. 

Pablo Lozano, empleado del Museo de la Batalla de las Navas de Tolosa y uno de los organizadores de esta actividad, ha indicado a Europa Press que se trata de una iniciativa de arqueología experimental para la que ya se han apuntado unas 40 personas que quieren "vivir una experiencia única". "Se trata de poner el acento en un tipo de actividad que atrae a un público muy concreto y ávido de un turismo muy vivencial".

Las plazas están prácticamente cubiertas. Bajo ningún concepto se pasará de los 70 participantes. "Es el primer año y necesitamos empezar con un grupo pequeño, además de que vamos a atravesar un paraje protegido incompatible con una participación masiva". El perfil es variado. Hombres, mujeres y niños, con edades comprendidas entre los 8 y los 62 años ya se han inscrito en esta primera experiencia. 

El plazo de inscripción en el Museo está abierto hasta final de mes. Proceden de sitios tan variados como Cantabria, Madrid, Castilla-La Mancha o Galicia, entre otros. Muchos de ellos investigadores, escritores y periodistas, "todos enamorados de la historia" que quieren disfrutar de una experiencia única que nace como "un experimento sobre el que seguiremos trabajando en ediciones posteriores". 

La Batalla de las Navas de Tolosa, considerada como el punto culmen de la Reconquista, es algo que va más allá del día en que se produjo y del espacio geográfico donde tuvo lugar, ya que los acontecimientos que se sucedieron en los días previos a la confrontación abierta también son interesantes de conocer para su comprensión, de ahí el origen de esta particular iniciativa. El ejército cristiano tuvo que sortear lo que hoy se conoce como el Parque Natural de Despeñaperros, un espacio que forma parte de lo que aconteció el 16 de julio de 1212 y en el que ocurrieron muchos de los episodios memorables que existen alrededor del hecho histórico. El castillo de Castro Ferral, El Paso de la Losa, La Mesa del Rey y las diferentes emboscadas que sufrió el ejército cristiano conforman hoy espacios que han pasado a ser parte de la historia medieval de España. Espacios llenos de interés y de episodios ocurridos hace más de 800 años. 

A lo largo de los últimos años han nacido en el mundo iniciativas de arqueología experimental dirigidas a un público muy especializado y concreto, como son el caso de los recreadores históricos, historiadores o escritores. Estas iniciativas pretenden sumergir a sus participantes en el hecho histórico. 

Cargar con todo el armamento y material durante 26 kilómetros, como lo hacía un legionario romano o recorrer durante varios días el camino que llevaba a la batalla a un ejército medieval pueden resultar experiencias únicas para adentrarse en la cabeza y en la piel de quienes lo vivieron. Los participantes deberán ataviarse, equiparse, acampar y jugar un rol acorde a la época en que se está centrando este tipo de evento de tal manera que tanto el participante como el espectador tengan la sensación de estar viajando en el tiempo.

La participación es totalmente gratuita, aunque eso sí cada uno de los participantes deberá venir completamente equipado por su cuenta con equipos que deben ser validados por la organización. "Deberán traer desde la ropa y las armas hasta el cuenco y los cubiertos de madera propios de la época. Miramos hasta el último detalle y hasta el calzado deberá ser similar al que se utilizó hace 800 años", ha señalado Lozano. 

La marcha no será una actividad abierta al público ya que se busca el mayor realismo posible y además los espacios por los que se va a transitar no lo permiten. De ahí que el lugar y la hora de partida no se harán públicos, y sólo se informará sobre la llegada el 15 de octubre al Museo de la Batalla de las Navas de Tolosa, levantado sobre el que fuera el campamento musulmán. Desde la puesta en marcha del proyecto el pasado mes de agosto la iniciativa ha recibido gran cantidad de consultas e inscripciones de interesados en participar. Recreadores y periodistas de toda España quieren tomar parte en esta experiencia que nace con intención de continuidad y que además pretende convertirse en un elemento de referencia dentro de la recreación medieval en España.

El objetivo último de esta actividad es "poner el ojo de atención sobre la Batalla de las Navas de Tolosa y también sobre su museo", ha indicado Lozano. Al tiempo que se hace también una llamada de atención a lo que supuso en aquella época el enfrentamiento de dos mundos y de dos culturas como eran la cristina y la musulmana. "El tema es de plena vigencia actualmente y creemos que es necesario conocer y entender lo que pasó para que no volvamos a caer en los mismos errores del enfrentamiento", ha señalado Lozano. 

Por eso, se ha optado también por no recrear el combate sino por centrar la actividad en el recorrido que hicieron los 70.000 soldados cristianos que lucharon contra 120.000 musulmanes almohades y a los que llegaron a derrotar. 


OTRAS EXPERIENCIAS 

En el año 2015 tuvo lugar en España la Via Scipioni que consistió en recrear la marcha de las tropas de Publio Cornelio Escipión desde su salida de la actual Amposta hasta la toma de la ciudad de Cartago Nova. Integrado dentro de una propuesta turística y cultural de alcance internacional denominada Via Annibalica, el objetivo era realizar el mismo camino a pie, perfectamente caracterizados de época como tropas romanas republicanas y auxiliares, y emplear esta iniciativa como reclamo mediático. 

Actualmente y desde el año 2011 también existe en Palestina e Israel una iniciativa parecida que se llama 'Los Cuernos de Hattin'. Esta iniciativa recrea a lo largo de tres días todo el camino que realizó el ejército cruzado de Guido de Lusignam hasta enfrentarse a las tropas de Saladino en el desfiladero de Hattin en el año 1187. "Tenemos ejemplos donde mirarnos y lo que queremos es ofrecer una experiencia única reviviendo uno de los momentos más importantes en la historia de España", ha señalado Lozano.