Vecinos de la barriada Paquita Torres de Bailén denuncian la "pasividad" del alcalde en materia de seguridad

Según afirman los vecinos,el tráfico de drogas, el botellón y la música alta las 24 horas al día, suciedad, muebles destrozados, hogueras, carreras de coches, y los destrozos son diarios
|


Vecinosjaen

Los vecinos de la barriada "Paquita Torres", de Bailén, denuncian que el alcalde de la localidad, Luis Mariano Camacho, "desoye a los habitantes de su pueblo" y hace caso omiso a las numerosas peticiones para que intervenga en el barrio. Según afirman los vecinos, las reuniones que han tenido con el primer edil, su equipo de Gobierno y con el Jefe de la Policía Local de Bailén, han sido infructuosas debido al "pasotismo" del Consistorio.

Según relatan en una nota, a mediados de Julio se organizaron un grupo de vecinos para crear la Asociación de Vecinos Zona Paquita Torres y así puedan defender los intereses de su barrio. Esta nueva organización tiene un carácter anónimo, ya que los vecinos "tienen miedo a posibles represalias". Debido "al crecimiento día tras día" de la problemática de la zona, la asociación decidió crear un perfil en Facebook y divulgar el problema para volver a dárselo a conocer al equipo de gobierno de Bailén y la Policía Local, "nuevamente" sin fruto alguno, denuncia. 

En los comentarios en ese perfil de Facebook, los vecinos de la barriada narran "las barbaridades que han sufrido en sus carne" como: robos, cerraduras forzadas, amenazaso el cómo ha habido gente que a tenido que dejar su vivienda  "por temor". Estos acontecimientos han provocado que los vecinos de los pisos de Paquita Torres hagan "llamamientos a su familiares y conocido", para ocupar varias naves colindantes de la zona. Hay dos Hipermercados en la zona que ya incluso han tenido que contratar seguridad privada por robos, amenazas a trabajadores y trifulcas de este estilo. Los vecinos alertan de que "el  problema va a más" y desde el Ayuntamiento y Policía Local "no se hace absolutamente nada". Se quejan del continuo "tráfico de drogas, el botellón a cualquier hora del día en la calle, música alta 24 horas al día, suciedad,muebles destrozados, hogueras, carreras de coches, destrozos de electrodomésticos en plena vía urbana" , y que incluso se han llegado a producir " varios incendios, accidentes de coche, agresiones y peleas", y sin embargo, el consistorio está " de manos cruzadas". Además, afirman que a escasos 30 metros se encuentra un insituto "que van cientos de niños a diario que tienen que pasar por la suciedad y destrozos", por lo que estos hechos no son el mejor ejemplo para las generaciones venideras.