TERRAMAR

FERRARI, ESPÍRITU DE EQUIPO

Por Keko Romero
|


20375888 1766494836713466 7949775988386470059 n


El Gran Premio de Bélgica anuncia el fin de la pausa por vacaciones que cada año se toma la Fórmula 1 en verano. Esta vez, el regreso de la competición que tanto nos gusta llega con una noticia de alcance, a saber: Ferrari renueva a Kimi Raikkonen para la temporada 2018.


Realmente es una noticia que no debería coger a nadie por sorpresa. Sí, para los que esperaban que Ferrari fichase a Max Verstappen, Carlos Sáinz, Daniel Ricciardo o Fernando Alonso les habrá caído como un jarro de agua fría. Pero esta noticia tiene mucho más trasfondo del que parece, pues a muy seguro, y soy capaz de jugarme el bigote, se trata de la antesala de otro anuncio de mayor calado, la renovación de Sebastian Vettel, que será anunciada dentro de unos días, en las jornadas previas al GP de Italia, en casa, donde a Ferrari le gusta anunciar a sus pilotos.


Raikkonen, que ya se acerca a los 40 años, es el piloto más veterano de la parrilla. Su rendimiento actual está muy lejos de aquel joven que hace 10 años logró su primer título. Su última victoria data del GP de Australia 2011 con Lotus, Bélgica 2009, la última vez que ganó vestido de rojo. Sin embargo, es a día de hoy el mejor candidato a sentarse en el segundo Ferrari, siempre desde el punto de vista del equipo, de la empresa. Es cierto, esta situación afecta mucho al espectáculo, pero hablamos de Ferrari, el único equipo que disputa el Mundial desde que existe, así que por algo se habrá hecho así.


Mantenerse en el Mundial de Fórmula 1 básicamente requiere dinero. Y la clave para lograrlo sin que te cueste es con los puntos y las victorias. Desde sus inicios, Ferrari viene apostando por su propio modelo de gestión de las carreras: una dupla de pilotos que diferencia al jefe de filas de un segundo conductor, uno va a por las victorias y el campeonato, el otro debe asegurarse de recortar el máximo de puntos a los rivales. Y así ha sido históricamente desde los tiempos de Ascari: Mike Hawthorn tuvo en Peter Collins a su mejor escudero, John Surtees a Lorenzo Bandini, Niki Lauda a Clay Regazzoni, Michael Schumacher a Rubens Barrichello. Incluso el fogoso y agresivo Gilles Villeneuve hubo de guardar las espaldas de Jody Schekcter aquel 1979.


Kimi Raikkonen tuvo el apoyo de Felipe Massa en 2007, y ahora debe hacer gala del mejor espíritu de equipo, debe ser hombre de empresa, y dar el máximo apoyo a Sebastian Vettel para que Ferrari recupere ese título que no llega precisamente desde su gran año, 2007. No lo olvidemos, Ferrari no es una institución benéfica, es una empresa y su objetivo son los beneficios, y estos se logran con la estrategia adecuada. Así lo ha hecho siempre y así lo seguirá haciendo. ¿Va en detrimento del espectáculo? ¿afecta de forma negativa a la competición? Seguramente, pero es lo que hay.


Algunos comentaristas de referencia han mencionado que la renovación de Raikkonen es un duro revés para los jóvenes talentos de la Academia Ferrari de jóvenes pilotos. Para nada estoy de acuerdo con ellos y me explico: Actualmente el programa de jóvenes talentos de la Scudería tiene dos perlas: Antonio Giovinazzi y Charles Leclerc. El primero es el tercer piloto del equipo y su labor con la escuadra americana Haas, con quien disputa entrenamientos libres de los viernes, está siendo crucial para el desarrollo de Ferrari. El segundo disputa y lidera el Campeonato de Fórmula 2. Vaya por delante, Ferrari no es equipo de fichar a pilotos jóvenes, estos siempre comienzan en un equipo más modesto y de ahí se ve si suben o no. Y una cosa más: estén atentos al equipo Sauber de cara al año que viene. Rompió aquel preacuerdo con Honda y remodeló su staff, aupando a la dirección a Frederic Vasseur en detrimento de Monisha Kaltenborn. Los suizos quieren intensificar su relación con los italianos y Ferrari busca un equipo en el que sus jóvenes pilotos puedan empezar a tomar contacto con la categoría. ¿Serán Giovinazzi y Leclerc los pilotos Sauber 2018?


Hasta aquí este pequeño análisis de la situación de Ferrari y su entorno. Ahora, a disfrutar del GP de Bélgica y también del Motociclismo, no se olviden, que este fin de semana es también el GP de Gran Bretaña de MotoGP en Silverstone, menudo domingo de sofá y televisión nos espera. Nos leemos pronto.