La Junta realiza controles para la vigilancia de la calidad de las aguas en 468 piscinas de la provincia

La delegada de Salud, ​Teresa Vega destaca que los técnicos sanitarios llevan a cabo inspecciones a estas instalaciones para vigilar que se cumpla lo establecido en la normativa
|

Los técnicos de la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales en Jaén y los inspectores de los Distritos Sanitarios jiennenses comprueban durante este verano el estado higiénico-sanitario y la calidad del agua de las 468 piscinas registradas en la provincia de Jaén, además de que en cada una de ellas se cumpla la normativa establecida para que puedan estar abiertas al público.

Piscinas


“Queremos garantizar la seguridad de los ciudadanos cuando acudan a instalaciones de uso colectivo de este tipo, además de vigilar que se cumpla lo establecido por la normativa vigente al respecto”, indica la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Teresa Vega.


Las inspecciones que se realizarán este año en las piscinas jiennenses de propiedad pública o privada consisten en verificar que sus responsables analizan el agua en todos sus componentes orgánicos e inorgánicos, sobre todo su nivel de cloro y de otros productos químicos.


La finalidad de este programa es la vigilancia, control y adecuación de este tipo de instalaciones a su reglamento sanitario, para lo que se llevan a cabo inspecciones e informes de estos recintos y de la calidad del agua de los que tienen un abastecimiento propio o distinto a la red general de su localidad.


Las piscinas inspeccionadas durante este verano serán las públicas, las de urbanizaciones, clubes, sociedades, hoteles, alojamientos, restaurantes, ventas de carretera, colegios, albergues y campamentos. La mayoría de las principales anomalías detectadas en ellas durante los últimos años por los técnicos de la Junta de Andalucía fueron leves.


Cámpings

Este programa de vigilancia y control también incluye visitas de inspección a los cámpings jiennenses para comprobar las condiciones de su agua de consumo y la utilizada para el resto de sus actividades.