Exhumado el anfiteatro romano de Porcuna

​La obra revela que se trató de uno coliseos romanos más importantes de la Hispania romana.
|


Image1 3


Los trabajos arqueológicos han sacado a la luz en Porcuna un anfiteatro romano del siglo primero antes de Cristo, cuyas características le convierten en uno de los principales monumentos de su etapa histórica construidos en la Península Ibérica. De las primeras catas los expertos coligen que es uno de los coliseos más grande de España. Su dimensión, superior a la de un campo de fútbol, implica que tenía capacidad para más de 10.000 espectadores.


Los trabajos iniciales han propiciado que emerjan muros de gran envergadura en tan perfecto estado de conservación que el resultado ha sorprendido al impulsor del proyecto, Miguel Moreno, alcalde de Porcuna. El regidor admite que la apuesta municipal ha dado un fruto impensable: “Sabíamos que el hallazgo era importante y por eso invertimos en él, pero lo cierto es que lo que hemos descubierto sobrepasa nuestras expectativas más optimistas”. Explica al respecto que a pesar de que la excavación acaba de comenzar, ya han sido desenterrados los pilares de la fachada meridional, con un vano cegado de época, que muestran una sólida sillería de enormes bloques, ciclópea y almohadillada.


Para el director de la excavación arqueológica, Rafael Saco, las perspectivas son excelentes por la magnífica conservación de los muros exhumados, de casi 3 metros de altura, sin bien admite que otras zonas están más alteradas. Paradójicamente, su buen estado se deriva de los grandes derrumbes de estructuras con una altura de 10 metros, ya que protegió a los sillares de los frecuentes saqueos que se llevaban a cabo en otras épocas para utilizar las piedras en diversas construcciones.


Anfiteatro20170720006


El anfiteatro de Porcuna, que se encuentra bajo calles y viviendas, casi rozaba la superficie. De hechos, los arqueólogos apenas habían excavado medio metro en el subsuelo cuando surgió el coliseo, cuya magnitud es coherente con la de la antigua ciudad de Obulco, sobre la que se asienta Porcuna. La superficie de Obulco era mayor que la de la Córdoba romana. De ahí la presencia de los numerosos vestigios arquitectónicos romanos que jalonan el municipio, como las cisterna de la Calderona, los recintos fortificados del Comendador y Jabonero y las fachadas de las casas nobles del sector de San Benito.


La obra cuenta con la autorización de la Junta de Andalucía, una de cuyas inspectoras ha visitado recientemente la zona en la que ha surgido el anfiteatro. Precisamente, Moreno planteará a la administración autonómica, y también a la central, que respalden financieramente el proyecto para que Andalucía cuente con un monumento de la época romana a la altura de los anfiteatros de Mérida, Tarragona y Sagunto. El alcalde está convencido de que el coliseo apuntalará el atractivo turístico del resto de los yacimientos del municipio, lo que, al propiciar un incremento de visitantes, le convertirá en un importante recurso económico para la población.