TERRAMAR

LA ‘SILLY SEASON’ TAMBIÉN LLEGA A LOS MOTORES

|


17353606 646502098891142 3164676567213227945 n


En el mundo de la Fórmula 1, la expresión ‘Silly Season’ –temporada tonta, literalmente- viene a referirse al conjunto de noticias, comunicados y rumores sobre los fichajes de los pilotos y equipos con respecto al siguiente campeonato. Suele empezar un poco antes del descanso estival y se suele prolongar hacia el mes de diciembre.



Este año, la ‘Silly Season’ no sólo ha empezado mucho antes que otras veces, sino que también está incluyendo a los motoristas en un paquete que otrora sólo afectaba a pilotos y equipos. Por supuesto y como no podía ser de otro modo, el epicentro de la ‘Silly Season 2017’ se concentra en torno al binomio Fernando Alonso y McLaren Honda.


EL MOTOR PIEZA FUNDAMENTAL


Hace unas semanas, el divorcio entre McLaren y Honda, tras tres años en los que no han pasado de un punto de partida, parecía evidente, pero ese runrún ha ido silenciándose conforme entraba el verano. Realmente, ¿qué garantías tiene McLaren de contar con un motor competitivo que le permita situarse donde de justicia le corresponde? Vamos a establecer una serie de situaciones de acuerdo a los diferentes motoristas de la F1 actua


McLaren-Mercedes: El equipo inglés fue desde 1995 hasta 2009 el equipo oficial de Mercedes, situación que cambió después de que la firma de Stuttgart adquiriera el sorprendente equipo Brawn para rebautizarlo como Mercedes AMG F1. Entre las temporadas 2010 y 2014 el rendimiento de McLaren con respecto al equipo oficial Mercedes fue en curva descendente, algo lógico, ¿o es que Mercedes iba a dejar que un equipo cliente y no oficial le ganase? Viendo el potencial actual del motor Mercedes y que parece que el chasis de McLaren es de lo mejor de la parrilla, a priori pudiera parecer que añadiendo a Fernando Alonso a la ecuación, el éxito estaría garantizado, pero ¿hasta dónde estaría dispuesto a llegar Mercedes? No parece desde luego una opción campeona.


Mclaren-Renault: Renault está dispuesta a suministrar su motor a un cuarto equipo. Pero el motor Renault actualmente dista mucho de ser competitivo, de hecho, su fracasos se están viendo eclipsados por los más sonoros y mediáticos de Honda, pero están en una situación muy similar. No parece que la firma del rombo vaya a colmar las necesidades de McLaren.


McLaren-Alfa Romeo: Hace un año, el CEO del Grupo Fiat y presidente de Ferrari dejó caer pinceladas sobre un hipotético regreso de Alfa Romeo a la F1. Dejando bien claro que a día de hoy, Alfa Romeo por sí sola no cuenta con la capacidad de construir un motor competitivo de F1, el regreso de la marca de Milán estaría auspiciado por la propia Ferrari. Más claro: un motor Alfa Romeo en F1 sería un motor Ferrari con la pegatina de la culata cambiada. Han trascendido noticias sobre un encuentro entre McLaren y Ferrari para explorar posibilidades de motorización y la fórmula más viable sería hacerlo mediante Alfa Romeo, pero claro, volvemos a lo mismo que con Mercedes, ¿permitiría Ferrari que un segundo equipo le venciese usando su mismo motor?


McLaren-Honda: ‘Virgencita, déjame como estoy’. Como ya he dicho más arriba, hay posibilidades de que Mclaren mantenga su alianza con Honda. Voces autorizadas creen que el motorista podría alcanzar el éxito con el equipo de Woking, de continuar su relación, la única pregunta que queda por hacerse es: ¿seguiría Alonso formando parte del proyecto?


REUNIÓN DEL GRUPO ESTRATÉGICO CON MOTORISTAS INVITADOS


Recientemente, se producía en la sede de la Federación Internacional de Automovilismo una reunión del Grupo de Estrategía de la F1 a la que fueron invitadas diversas empresas relacionadas con el automovilismo deportivo, a saber: Aston Martin, Porsche, Lamborghini, Zytek, Cosworth y Magnetti-Marelli. El motivo: ir adelantando cómo será el modelo de F1 tras el cambio de ciclo de los motores actuales. El objetivo: captar el interés de nuevos motoristas para su entrada en el campeonato. Igualmente, creo interesante hacer un análisis de los entornos de estas compañías y sus posibilidades reales en el campeonato:


Aston Martin: Desde hace dos años, el mítico fabricante británico de deportivos está interesado en ligar su nombre a la clase reina del motor. Su primer intento: pagar los motores Mercedes al equipo Red Bull y usarlos bajo su propio nombre, algo así como ‘Red Bull Aston Martin’. No prosperó la fórmula. Lo siguiente, una alianza comercial con el equipo Force India. Tampoco se llegó a ningún acuerdo. Y a la tercera llegó la vencida, Aston Martin entró como patrocinador del equipo Red Bull, cuyos monoplazas lucen el logo alado de la firma de Newport Pagnell sobre su morro y la tapa del motor. ¿Es Aston Martin una posibilidad real como motorista de F1? La marca de deportivos, actualmente propiedad de un consorcio del Golfo Pérsico, el empresario David Richards y una pequeña participación de Mercedes AMG, no fabrica exactamente los motores de sus coches, que aún derivan de la tecnología Ford de su anterior etapa bajo la tutela de la casa del óvalo azul. El próximo coche de calle de Aston Martin, el DB11, estará disponible con dos opciones mecánicas, el viejo V12 de origen Ford y un V8 procedente de Mercedes. Realmente, ¿Puede Aston Martin ser un fabricante de motores solvente para la F1?


Porsche y Lamborghini: Dos legendarias marcas que ya han pasado en alguna ocasión por la F1, con más o menos éxito, habituales de los campeonatos de Gran Turismo como las Blancpain Series. Ambas están ligadas de una u otra forma al Grupo Volkswagen. Porsche es accionista de dicho consorcio –sí, tiene parte de la propiedad del grupo- y Lamborghini es propiedad de Volkswagen a través de Audi. Actualmente, el principal proyecto de competición de Porsche es el Campeonato de Resistencia WEC, que incluye Las 24 Horas de Le Mans, competición que lleva ganando desde su retorno con el 919 Hybrid hace tres años. Lamborghini bien podría ser la baza del Grupo Volkswagen para entrar en la F1, pero todo parece indicar que el gigante germano, de asegurar su entrada en la categoría reina del motor, lo haría bajo la insigna de los cuatro aros de Audi, sobre todo después de que abandonaran su ambicioso proyecto en el WEC y Le Mans.


Zytek: es un fabricante británico de vehículos de competición para equipos privados. Nunca ha estado en la Fórmula 1. ¿Fabricaría chasis para nuevos equipos? ¿suministraría motores?


Cosworth: nombre legendario donde los haya, esta empresa ha fabricado uno de los motores más exitosos de la historia de la F1, el DFV con tecnología Ford. Su presencia ha sido más o menos continuada, bien ligada a Ford, o bien como independiente. Fue el motorista de los tres fallidos equipos que entraron en el campeonato en 2010 y que fueron extinguiéndose, incluido el español Hispania-HRT. El último éxito de Cosworth en la F1 actual fue la pole position de Nico Hulkenberg en el GP de Brasil 2010 con Williams. Al llegar los nuevos motores de la era turbo-híbrida, Cosworth decidió no seguir en la F1. Dada su seriedad, trabajo y pedigree, si la próxima reglamentación de motores que ya se anuncia será menos compleja, Cosworth es un serio candidato a regresar al Mundial de F1 como suministrador de motores.


Magnetti-Marelli: Es una empresa italiana con un amplio bagaje en la fabricación de componentes electrónicos y cajas de cambio, siendo proveedor oficial de Ferrari y otras firmas. Eso sí, no construyen motores.


FERNANDO ALONSO, ¿NADIE LO QUIERE?


Sergio Marchione, presidente de Ferrari y CEO de Fiat Chrysler, cerraba la puerta de La Scudería a Fernando Alonso, al igual que Niki Lauda y Toto Wolff hacían lo propio con Mercedes. ¿Realmente nadie quiere a Alonso? El astuariano es quizás el piloto mejor valorado de la F1 actual pese a los años en blanco que acumula. Mi inclino a pensar que podría recalar en cualquiera de los dos grandes equipos, además de que en otros como Renault o incluso Williams estarían encantados de acogerle.


Pero lo cierto es que con una temporada donde Ferrari y Mercedes se juegan el campeonato, ninguno de los dos equipos puede permitirse el lujo de hacer ojitos a Alonso y romper el equilibrio y el compromiso que tienen con sus pilotos actuales, que se juegan el título mundial. Son lógicas las declaraciones de Marchione, Lauda y Wolff, toca centrarse en el objetivo principal: ganar el campeonato. Pero una vez que la situación esté clara, habrá movimiento. Todo en esta vida tiene sus tiempos, y la Fórmula 1, especialmente.



20046568 1451146948265123 4371520279794074805 n