El Ayuntamiento abandona la gestión y mantenimiento de las instalaciones "Sebastián Barajas"

El acuerdo quedará totalmente extinguido el 1 de septie​mbre de 2017
|

El Ayuntamiento ha informado que el alcalde de la ciudad, Javier Márquez, a raíz de la firma de un decreto, ha desistido del convenio en vigor (desde el 23 de julio de 2009) con la Real Federación Española de Fútbol por el cual el consistorio está obligado a la rehabilitación, mantenimiento y vigilancia de los campos de fútbol ‘Sebastián Barajas’ y ‘Antoñete’ propiedad de la Federación. Este acuerdo quedará totalmente extinguido el 1 de septiembre de 2017.

Sebastianbarajas


Este convenio firmado hace 8 años entre el Ayuntamiento, gobernado por la coalición PSOE e IU, y la Real Federación Española de Fútbol recoge la cesión al consistorio jiennense, por un periodo de 25 años, de las dos parcelas en las que se encuentran ubicados los campos de fútbol ‘Sebastián Barajas’ y ‘Antoñete’, a cambio de la mejora, rehabilitación y consolidación de ambas instalaciones, así como el mantenimiento ordinario y vigilancia de las mismas.

Desde entonces, el Ayuntamiento ha venido haciendo frente a sus obligaciones convencionales, en unas instalaciones que son utilizadas por el fútbol federado en un porcentaje superior al 95 %.

Sin embargo, la entrada en vigor de la Ley 27/2013, de 27 de diciembre, de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local obliga a los municipios a replantearse cuáles son las competencias que pueden asumir para no poner en riesgo la sostenibilidad financiera del conjunto de la hacienda municipal, cumpliendo los principios de estabilidad presupuestaria.

En este sentido, los compromisos adquiridos con la firma del convenio con la Real Federación Española de Fútbol escapan del ámbito de lo que son las competencias propias del municipio, al igual que el sostenimiento del deporte federado no es competencia exclusiva de los ayuntamientos.

Y por otro lado, recoge el decreto, “para que el Ayuntamiento pueda ejercer competencias que no son propias ni delegadas es preciso que su asunción no ponga en riesgo la sostenibilidad financiera de la Hacienda Municipal; extremo éste difícilmente justificable, dada la gravísima situación económica-financiera que atraviesan las arcas municipales e iría contra las directrices del Plan de Saneamiento en el que está inmerso este Ayuntamiento en la actualidad”.