La Junta destinará 6,4 millones de euros al Programa de Fomento de Empleo Agrario en Jaén

A través del PFEA se financian obras de interés general, social y de infraestructuras en sectores como el agrícola, ganadero, industrial y de servicios.
|

La Junta de Andalucía destinará 6,4 millones de euros al pago de los materiales de las obras y servicios que realizarán los ayuntamientos de la provincia de Jaén en 2017, con cargo al Programa de Fomento de Empleo Agrario (PFEA).

CoboComisinAEPSA.12.07

Así lo ha destacado este miércoles la delegada del Gobierno andaluz en Jaén, Ana Cobo, que ha asistido a la Comisión Provincial de Seguimiento del Acuerdo para el Empleo y la Protección Social Agrarios (Aepsa), que ha tenido lugar en la Subdelegación del Gobierno. Cobo ha insistido en la "contundente apuesta de la Junta" por este programa, "vital para los municipios de la provincia, para respaldar el amplio mundo rural jiennense, sobre todo a los trabajadores agrarios y clave para fijar a la población en el territorio". En esta línea, la delegada ha recordado que Junta y Diputación ya incrementaron la partida para este programa el pasado ejercicio, de tal forma que han pasado de aportar un 40 a un 45 por ciento para la adquisición de materiales. Cobo ha reseñado que el Gobierno de la Nación ha abordado este miércoles un aumento de su partida para el AEPSA de más de 500.000 euros, una subida de apenas un tres por ciento que estima que sigue siendo "insuficiente" para cubrir las necesidades de la provincia y reivindica "un mayor esfuerzo inversor del Gobierno central, como ya lo viene haciendo el Gobierno andaluz".

En el PFEA (antiguo PER), el Gobierno central, a través del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) paga el coste de la mano de obra, mientras que la Junta y la Diputación financian los gastos de materiales, maquinaria y utensilios. A través del PFEA se financian obras de interés general, social y de infraestructuras en sectores como el agrícola, ganadero, industrial y de servicios. Igualmente, se realizan iniciativas como la construcción de centros sociales, parques o jardines, la urbanización de polígonos industriales, la mejora del alumbrado público o la conservación y arreglo de calles y caminos, entre otras. El plan actúa como un elemento de cohesión social y territorial, facilita la permanencia de la población rural en sus territorios y permite a los municipios mejorar sus infraestructuras, estimular las economías locales y facilitar a los jornaleros la protección por desempleo del sistema agrario de la Seguridad Social.