Sabina saca su "ubetensismo militante" al ser nombrado "Hijo Predilecto"

​El cantante ha recibido la Medalla de Oro de Úbeda en el acto celebrado en el Auditorio del Centro Cultural del Hospital de Santiago de la localidad
|

SabinaHijoPredilecto

Sabina besando la medalla de Hijo Predilecto (Foto: EP)


La ciudad jiennese de Úbeda ha nombrado este domingo como 'Hijo Predilecto' al cantante Joaquín Sabina, quien ha reconocido que con este nombramiento y la concesión de la Medalla de Oro de la localidad "ha vuelto a aflorar el ubetensismo militante con una pujanza inesperada".Según informa el Consistorio ubetense en una nota, Sabina, en el acto celebrado en el Auditorio del Centro Cultural del Hospital de Santiago, ha declarado sentirse "abrumado y nervioso" por recibir estos reconocimientos en su "Úbeda natal, la Úbeda que lo vio crecer y la que le imprimió carácter".

En este aspecto, el cantante ha indicado que siempre ha sentido "esas taquicardias de 'patria chica'" cada vez que un periódico local o de Latinoamérica "le llamaba 'El Flaco de Úbeda'", o cada Viernes Santo cuando, estando fuera de España, calculaba qué hora sería en su pueblo "si la de la madrugada morada o la de la salida de la Soledad".Asimismo, ha reconocido que cuando le llegó la noticia de la intención de hacerle 'Hijo Predilecto de Úbeda' y de entregarle la Medalla de Oro de la Ciudad, reconocimientos que "nunca se había atrevido a soñar", tuvo que sacar "viejos trucos del oficio" para que sus amigos no sospecharan "lo hondamente" que le había llegado al corazón.

Igualmente, Sabina ha expresado que aunque han sido unos días duros por el inicio de su gira presentando su nuevo trabajo 'Lo niego todo', de su mente no se borraba el "tan alto compromiso" que tenía este domingo con sus paisanos."Yo sólo podía pensar en escribir algo hermoso para agradecer a mis paisanos la complicidad y el reconocimiento". "No dormía, no me ponía a la tarea y lo iba dejando y dejando, sintiéndome incapaz de estar a la altura, hasta que anoche, tarde y mal, con el agua al cuello y con 'artículo mortis' le supliqué a mi bella parienta que me pusiera un litro de café y par de whiskies y fui hilvanando atropellada y torpemente estas palabras que les leo", ha manifestado sobre su discurso de agradecimiento.