Sánchez Haro exige al Gobierno una propuesta a la UE que permita el almacenamiento de AOVE

​El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha clausurado en Sevilla la Asamblea General de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía
|

RodrigoSnchezCooperativasAgroalimentarias270617


El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha exigido al Gobierno central que presente a Bruselas una propuesta que permita el almacenamiento colectivo de aceite de oliva, una medida que podrían abordar las Organizaciones de Productores (OP) para retirar del mercado parte de la producción cuando hay excedente. El titular del ramo ha hecho este llamamiento después de que la semana pasada la comisaria europea de la Competencia, Margrethe Vestager, se mostrara favorable a poner en marcha este instrumento siempre y cuando el Ejecutivo central presente una iniciativa en este sentido.

Para Rodrigo Sánchez, que ha intervenido en la clausura de la Asamblea General de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, "es urgente regular un almacenamiento colectivo para el aceite de oliva", tal y como viene demandando históricamente el sector, ya que "contribuye a estabilizar los mercados y a conseguir precios estables".

En esta línea de mejorar los mecanismos de mercado, el consejero ha destacado la necesidad de seguir potenciando las Organizaciones de Productores, con una importante implantación en sectores fundamentales del sector agrario andaluz. En este sentido, Sánchez Haro ha lamentado que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente no haya regulado hasta el momento el reconocimiento de una OP propia para el sector del aceite de oliva, uno de los más representativos del sector agrario andaluz. De hecho, ha explicado, "tenemos preparada una línea de ayudas para la creación de este tipo de organizaciones en el olivar, con 1,7 millones de euros, pero no la podemos sacar hasta que el Ministerio apruebe la normativa".


La fortaleza del sector cooperativo

Durante su intervención, el titular andaluz de agricultura ha resaltado el valor de las cooperativas agroalimentarias como motor económico del mundo rural y ha trasladado a la federación andaluza su "enhorabuena por los buenos resultados del ejercicio 2016, con 7.700 millones de euros de facturación". Según Rodrigo Sánchez, estas entidades "constituyen un tejido productivo que refleja fielmente las cualidades del sector agrario andaluz".

Para el representante del Gobierno andaluz, el modelo empresarial cooperativo "consigue agrupar a las explotaciones agrarias con el fin de alcanzar una adecuada dimensión para defender su producción en los mercados". Por ello, ha animado a las cooperativas a acogerse a las ayudas destinadas a fomentar la fusión de entidades asociativas agrarias para seguir avanzando en estructuras más potentes y aumentar la competitividad. Esta línea de ayudas, que se puede solicitar hasta el próximo 3 de julio, está dotada con 3,3 millones de euros de presupuesto autonómico. En este sentido, ha reconocido que las medidas de fomento a la integración cooperativa está dando sus frutos y "nos podemos sentir orgullosos de un trabajo bien hecho".

Sánchez Haro ha reiterado la importancia de ayudar a crear estructuras productivas amplias, para lo que, ha subrayado, el Programa de Desarrollo Rural de Andalucía, actualmente en ejecución, establece la condición de preferente a las empresas cooperativas y a sus socios en la mayoría de líneas de ayudas que incluye. Y ha recordado, asimismo, que la Junta ha puesto en marcha una serie de herramientas específicas reclamadas por Cooperativas Agro-alimentarias, entre las que ha destacado el Decreto de Entidades Asociativas Prioritarias en Andalucía, que se aprobará a finales de julio. Este nuevo instrumento permitirá la agrupación e integración de agricultores y cooperativas, mejorando su dimensión y competitividad y un acceso prioritario a los incentivos con el objetivo de mejorar su rentabilidad.

Para mejorar más la competitividad, el consejero ha insistido en la necesidad de modernizar las industrias, las explotaciones y apostar por el relevo generacional. En este sentido, ha recordado que su departamento ha triplicado para 2016 las dotaciones presupuestarias de las dos primeras líneas de ayudas, que actualmente ascienden a 108 millones, 109 millones, respectivamente. Para la incorporación de jóvenes a la actividad agraria, en 2015 también se amplió de 20 a 90 millones de euros el montante previsto inicialmente y se va a incrementar también la dotación para 2017 (30 millones).

Rodrigo Sánchez ha valorado el esfuerzo que viene realizando la Junta para poner en marcha todas estas actuaciones, que "podrían haber sido más si el Gobienro central no hubiera hecho un reparto injusto con Andalucía en materia de desarrollo rural, recortando la ficha financiera en 286 millones de euros" (entre fondos europeos y cofinanciación) respecto al anterior marco.