La Entrevista

Juan Diego Requena: "Se ha llegado al insulto entre compañeros de partido"

​El nuevo presidente del PP de Jaén cuenta a Información Jaén sus nuevas vivencias como máximo mandatario de los populares en nuestra tierra y profundiza sobre la "guerra" entre el bando encabezado por su compañero Miguel Moreno y el mismo en la batalla por alcanzar el poder de los populares
|


EntrevistaRequena2


¿Cómo han sido sus primeros días como presidente del PP de Jaén?

Aterrizando y tomando el primer contacto con la provincia y la estructura orgánica del partido, para definir y diseñar el futuro del Partido Popular, de sus área de acción política, delegar competencias en cada uno de los vicesecretarios y constituir el comité ejecutivo.


¿Qué partido quiere Juan Diego Requena?

Queremos un partido que en el 2019 gane las elecciones al PSOE en la provincia de Jaén, llegar al mayor número de ayuntamientos posibles y alcanzar la Diputación de Jaén. Para eso tenemos que empezar a estructurar este partido desde ya y a unir a esa parte que está más desunida por el fragor de la batalla del congreso electoral. Nuestra campaña electoral comenzó el 22 de mayo. 


¿Cómo valora la situación vivida en la batalla por ser presidente del PP de Jaén, más típica de dos candidatos de distinta formación política? 

Hemos tenido posiciones muy apasionadas para intentar cambiar y mejorar las cosas dentro del partido, pero es bueno porque se han enfatizado las posiciones de cada uno, con la mayor participación nunca vista. Se ha empoderado a mucha gente que se ha visto muy identificada.


¿Qué opinión tiene de la actitud de Moreno? ¿Se ha extralimitado?

Él continúa con la pasión y desde la dirección provincial entendemos que el congreso acabó y es mi deseo que lo que se empiece es trabajar para ganar la Junta de Andalucía y las municipales.

Siempre he defendido que cada uno debe de tener la libertad de hacer y asumir las consecuencias de sus acciones, que todos tenemos la libertad de actuar y obrar como consideremos, pero también es verdad que como presidente tengo que proteger el interés de este partido. Si nos dejamos llevar por todo lo que se está diciendo, creo que se están rebasando ciertos límites. 

Yo el primer límite que quise que no se sobrepasara fue que no se llegara al insulto y a la descalificación y, en especial, al insulto personal, pero lamentablemente tengo que descubrir, con cierta pesadumbre, que algunos compañeros de afiliación han sido insultados por otros compañeros que estaban adscritos en defensa de Miguel Moreno.

El congreso ya ha pasado y si alguien quiere revivir un eterno congreso es problema suyo. Yo estoy en lo realmente importante, que es ganar las elecciones. Por eso le digo a la gente que aún se dedica a gastar sus fuerzas, inteligencia y capacidad de acción política en otra cosa que no sea ganar esas elecciones, que cambie. 



EntrevistaRequena1


¿Puede ser reconducible la relación con Miguel Moreno y su equipo?

Miguel Moreno es ya un afiliado más y él no puede capitalizar este partido porque es único y está regentado por su presidente, su junta directiva y su comité ejecutivo. Eso es lo único que hay. 

Mucha gente ha entendido lo que era este congreso, un proceso en el que se iban a elegir a las personas que iban a dirigir el partido y donde se han puesto encima de la mesa muchas ideas que tenemos que ejecutar. 

Hay mucha gente que no me votó y que ya se está poniendo a disposición del partido para ejecutar esas ideas propuestas durante la campaña. 


Debe de hacer un viraje a los municipios. ¿Cómo lo plantea?

Entendemos que tengamos, a veces, un déficit de atención en los municipios. Invito a que se conozca nuestro nuevo comité ejecutivo compuesto por vicesecretarios que son alcaldes, tenientes de alcaldes y concejales muy importantes que distan de la capital, profundamente municipalistas. 

Desde el PP sabíamos donde estaban nuestras debilidades y las hemos subsanado con acciones concretas como las de municipalizar, formar a nuestros cargos públicos y afiliados, dando las herramientas suficientes para conseguir esos objetivos. 

Hay que hacer más municipalista el partido. Entendemos que la mejor manera de recoger la voluntad de la gente es a través del municipalismo y para eso tenemos excelentes políticos.


EntrevistaRequena3


¿Cómo se va a desmarcar de José Enrique Fernández de Moya?

Yo estoy a disposición de las 97 estructuras, de los 18.000 afiliados y de todos los que me han votado y no me han votado. Ese es el legado que yo quiero seguir del anterior presidente. Escuchar a nuestros afiliados y que estos también escuchen a la ciudadanía, a la cual están representando aquellos que son cargos institucionales e intentar hacer las acciones concretas que este partido puede dentro de su ámbito posible. 

Cada persona tiene un método, una forma de hacer las cosas. Yo me considero como un excelente municipalista, alcalde de un pueblo situado en el norte de la provincia, muy distante de la capital. 

José Enrique y yo somos dos personas completamente diferentes. Él es más experimentado en la política y ya me gustaría a mi tener las dotes políticas que tiene, aunque espero que con el tiempo se vayan adquiriendo.

Quiero ser el presidente de todos los afiliados y me deberé a ellos, escuchándolos y trabajando para defender los intereses de este partido y de toda la provincia.


Un compromiso firme como presidente del PP de Jaén

En política, lo importante es que cuando uno empeñe su palabra, la cumpla. La credibilidad en política es muy importante. 

He dicho que iba a poner en marcha un decálogo que es el que ahora voy a ejecutar. Pero la primera promesa es que me voy a dejar la piel para que consigamos conquistar objetivos electorales importantes como son ganar la Junta de Andalucía, allí donde tenemos tres concejales buscar el cuarto, recuperar alcaldías perdidas, donde no la hemos tenido nunca conseguirla...

Quiero ser un presidente cercano, que esté en todos los rincones de la provincia y visitar todos los municipios de la mano de los afiliados. 






Texto y Fotos: Carlos de Alarcón.

Video: Voz Televisión