El Ayuntamiento de Espeluy reclamará a ADIF el importe de la obra que está ejecutando

​El Consistorio está realizando esta inversión para evitar el derrumbe del antiguo puente de piedra que soporta la A-6076
|



El Ayuntamiento de Espeluy se ha visto obligado a acometer una actuación de urgencia para evitar el derrumbe del antiguo puente de piedra sobre el que discurre todo el tráfico de la carretera A-6076 entre Mengíbar y Villanueva de la Reina y bajo el que circulaban las antiguas vías del tren. La alcaldesa del municipio, Manuela Cobo, asegura que este puente es competencia de ADIF y “así se lo hemos demostrado a los responsables de esta empresa pública pero hemos recibido largas y negativas para solucionar el problema”.


Según Cobo, el estado del puente “era un peligro” por su situación de derrumbe inminente. La alcaldesa explica que el firme de la carretera había comenzado a agrietarse y el petril del lado derecho se había volcado desde la mitad hacia adentro del puente lo que “hacía más uqe probable que un tramo del puente se viniera abajo en días”.


Para la alcaldesa, “no podíamos permitir que la irresponsabilidad de ADIF pudiera poner en peligro el tránsito de vehículos y de personas (este puente une el poblado del IARA de la antigua colonización con la estación de Espeluy) y por ello hemos contratado la obra y cuando termine, pasaremos la factura a ADIF”.


La intervención de consolidación tiene un presupuesto de 5.400 euros llevada a cabo con fondos propios del Ayuntamiento y la empresa que ha resultado adjudicataria ha sido ‘Torres Molina’, una empresa de Espeluy. Para la alcaldesa, “no deja de ser curioso que el principal afectado por el posible derrumbe de ese puente, que es ADIF, porque peligraba el acceso a la estación de tren, se lave las manos y tengamos que ser nosotros los que arreglemos este problema”.