15 conductores dan positivo en consumo de alcohol y drogas

​En una semana se han puesto 668 denuncias, la mayoría por exceso de velocidad, no usar el cinturón de seguridad y problemas técnicos del vehículo
|



El exceso de velocidad, el no uso de cinturón de seguridad y el inadecuado mantenimiento del vehículo son las tres infracciones más comunes que los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han detectado entre los 6.947 vehículos controlados en la campaña de vigilancia de la en las carreteras convencionales de Jaén, que la Dirección General de Tráfico ha realizado del 15 al 21 de mayo. En los siete días que ha durado la campaña se han formulado 668 denuncias, lo que supone el 10,39% de los vehículos controlados.


Durante la operación, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil incrementaron los controles en las carreteras convencionales, prestando especial atención a la velocidad, los adelantamientos indebidos, la conducción bajo los efectos del alcohol o drogas, la documentación del vehículo y conductor, el uso del casco, cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil y el empleo del móvil, auriculares, navegadores o de cualquier otro elemento que pueda producir distracción.


Con la campaña intensiva de vigilancia y control de las carreteras secundarias la DGT tenía como objetivo tratar de atajar la alta siniestralidad que sufren estas carreteras, donde la vigilancia por las fuerzas de la Agrupación de Tráfico es más difusa, en razón a su extensión y escasa densidad de tráfico, pero que, sin embargo, muestran un índice de peligrosidad superior al de la red principal de autovías y autopistas, al tratarse, por lo general, de vías convencionales de doble sentido de circulación.


El cumplimiento de los límites de velocidad sigue siendo una de las asignaturas pendientes de la seguridad vial en nuestro país, más si cabe en carreteras convencionales. Del total de las 668 denuncias formuladas en las carreteras de la provincia, 461 conductores han sido denunciados por circular a una velocidad superior a la permitida.


Otra de las infracciones más habituales ha sido el no uso del cinturón de seguridad. Sólo en una semana, 30 personas han sido denunciadas por no llevar puesto el cinturón de seguridad mientras viajaban. Llevar puesto el cinturón de seguridad reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente.


El uso del móvil, llevar cascos o distracciones durante la conducción sigue siendo una acción habitual entre algunos conductores tal y como se ha constatado durante la campaña de vigilancia. En esta campaña 18 conductores han sido denunciados por esta causa. Gestos tan sencillos como responder a una llamada, mandar un whatsapp o mantener una conversación mientras se conduce desvían la atención del conductor en la conducción y en muchas ocasiones pueden tener consecuencias letales.


Continuando con el objetivo de Tolerancia Cero de alcohol y drogas en la conducción, durante la campaña se han realizado controles de estas sustancias a conductores que circulaban por carreteras convencionales. En estos siete días 15 conductores han dado positivo en las pruebas de alcohol (6) y drogas (9 casos).


Debido a las peculiaridades que tienen las carreteras convencionales, los adelantamientos, los cruces de vías o las prioridades de paso son especialmente controlados. 7 conductores fueron sorprendidos realizando un adelantamiento antirreglamentario y otros 5 saltándose una señal de stop o ceda el paso.


El envejecido parque automovilístico y la falta de mantenimiento de los mismos, hacen que circulen por carretera vehículos con deficiencias técnicas que suponen un riesgo para la seguridad vial. Durante la campaña 20 conductores fueron denunciados por circular con vehículos con importantes deficiencias.