Cultura licita las obras de intervención en la villa romana de Bruñel, en Quesada

​La obra, que cuenta con un presupuesto de 360.000 euros, dará respuesta a los problemas de conservación del yacimiento y permitirá su visita pública
|



La Consejería de Cultura ha licitado por procedimiento abierto las obras de intervención en la villa romana de Bruñel, en Quesada, que darán respuesta a los problemas de conservación del yacimiento y permitirán su visita pública. Así, el proyecto de intervención plantea la adecuación de una zona de aparcamiento para el público visitante, la ejecución de un espacio de acogida e información para el yacimiento, la creación de unos recorridos accesibles que delimiten las zonas de paso público, la sustitución de las cubiertas de protección de las zonas de mosaicos para permitir su visualización y evitar los problemas de humedades, y la sustitución de la cerca que delimita el ámbito protegido.


Para acometer este proyecto, la Consejería de Cultura ha dispuesto de un presupuesto cercano a los 360.000 euros. En concreto, la ejecución de las obras tendrá un importe de 329.119,37 euros. Además se ha licitado por procedimiento abierto el contrato para la dirección principal, la dirección auxiliar y la coordinación en seguridad y salud en las obras de intervención por importe de 17.324,31 euros. La Consejería también tiene previsto licitar un contrato menor para el seguimiento y control arqueológico durante la ejecución de las obras por importe de 11.000 euros.


Este proyecto favorecerá la visita pública a través de un espacio de acceso y de un elemento de recepción e información que permita acoger y dirigir al visitante. Asimismo, se delimitará los recorridos públicos mediante pasarelas, plataformas y caminos para evitar el deterioro que supone la visita indiscriminada al yacimiento así como un nuevo cerramiento para el yacimiento.


La villa romana de Bruñel, inscrita en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz como Bien de Interés Cultural (BIC), se encuentra situada a escasos kilómetros del municipio jiennense de Quesada y comprende una necrópolis ibérica que se remonta al siglo IV a.C. y los testimonios materiales de una ocupación romana que se extiende desde el siglo II al IV d.C. Entre los restos destacan los de una villa del siglo III d.C. con patios, peristilos, impluvium y una interesante colección de mosaicos. En el siglo IV d.C. la villa sufre una importante transformación que constituye un ejemplo del cambio de sistema socioeconómico de la sociedad romana de la Bética.