Jaen FS- 6 Magna Gurpea 6: Los penaltis dan una vida extra a los amarillos

​La Salobreja vive otro vibrante encuentro y los de Dani Rodríguez consiguen forzar el tercer encuentro este domingo
|


Que se prepare La Salobreja porque en escasas 48 horas, el domingo a las 12:30, volverá a vivir un auténtica final. El Jaén Paraíso Interior FS ganó en los penaltis al Magna Gurpea forzando el tercer partido de la serie.


Se comenzó con intensidad por parte de los jienenses aunque el choque carecía del ritmo suficiente para que apareciesen las ocasiones de gol. Los primeros instantes fueron taimados con dos equipos por igual competitivos y estudiosos, hasta que en el minuto tres de juego se rompió el choque. Una buena jugada de Yoshikawa por la izquierda derivó en un rebote que acabó empujando Martil para adelantar a los suyos. Fue la reacción de La Salobreja la que consiguió el empate ya que en la siguiente jugada Boyis aprovechó una paralela por la derecha para mandar un balón al segundo palo que cazó Mauricinho haciendo el uno a uno.


Todo volvía a estar en calma cuando la mala fortuna le costó a nuestro equipo un penalti. Javi Alonso fue al suelo para detener un disparo de Martil y le balón le golpeó en la mano de apoyo. Los colegiados señalaron la pena máxima y Eseverri no perdonó. Se intentó de nuevo la misma reacción con disparos de Boyis y Fabián como principales protagonistas, pero esta vez el tanto no llegaría de forma instantánea. De hecho en vez del empate llegó el tercero obra de Saldise en un rápido contragolpe.


Pero no duró mucho esa nueva brecha en el marcador ya que Mauricinho sacó el tiralíneas para, después de dejar sentado a un rival con un precioso recorte, mandar el balón a la mismísima escuadra. Se puso la cosa de ida y vuelta y Dídac tuvo que tirar de mano salvadora cuando Yoshikawa. Rezar fue la única opción que le quedo a Asier ante el tiro a bocajarro de Víctor Montes. Fueron escuchadas las plegarias del cancerbero de los navarros porque el balón se marchó fuera por milímetros. También Mauricinho volvió a poner a prueba al guardameta visitante con la zurda.


Asier se estaba convirtiendo en el mejor de los suyos y lo demostró con una doble intervención ante dos tiros a quemarropa: el primero de Solano y el segundo de Fabián. Llegó entonces la jugada en la que la pareja arbitral murciana decidió incidir en el encuentro, hubo una mano clarísima que habría supuesto la sexta falta de los navarros y, en vez de señalarla, los colegiados permitieron un contragolpe en el que Eric Martel hizo el cuarto.


Se llegó con ese resultado al descanso y con la sensación de que el fútbol sala estaba siendo injusto con Jaén. Tras volver de la caseta la responsabilidad volvió a ser para los amarillos y los contragolpes para los navarros. Una veces Asier y en otras la mala fortuna (esa que hizo que los disparos a bocajarro de Dani Martín y Chino no entrasen) hicieron que el tanto que recortase distancias se demorase. Chino la volvió a tener en un contragolpe en el que reventó el balón contra el pecho de Asier, pero las redes de la portería pamplonica seguían sin moverse mientras los minutos comenzaban a volar por el luminoso.



El gol seguía enfadado con los jienenses y lo demostró cuando en la siguiente jugada Dani Martín volvió a quedarse solo ante Asier mandando el balón cuando media Salobreja lo cantaba ya. Pero no podía tardar mucho más en llegar un gol que Mauricio se encargó de transformar en obra maestra. Tremenda el balón que recogió el brasileño y como amagó en el dos para uno con el pase a Mauricinho para finalmente acabar definiendo él con un sutil toque picado con la zurda.


Ya iba siendo hora de que el esfuerzo fuese premiado y el aluvión amarillo terminó por llegar. Boyis a falta de siete minutos para el final aprovechó una sensacional asistencia de Solano para hacer el empate con un latigazo de órdago. La inercia era la necesaria para un contragolpe totalmente épico y así fue: Dani Martín cazó un contragolpe y Chino lo acompañó en el dos para uno. El salmantino amagó con el pase pero acabó recortando a un portero que solo pudo ver desde el suelo como se completaba la remontada.

Sacó Imanol Arregui el portero-jugador a falta de tres minutos para el final y le dio resultado porque cuando solo llevaban uno empleándolo Usín cazó un rebote en el área para poner el cinco a cinco y el corazón de los jienense con las revoluciones aun más altas si cabía. Estas terminaron porque aun habría dos goles más. Primera Mauricio cazó un pase de Eseverri e hizo el que parecía el definitivo seis a cinco pero a falta de tan solo seis segundos para el final Usín sacó él sabrá de dónde un punterazo para mandar el balón a la escuadra definitivamente.

El encuentro se iba a la prórroga y aquellos con dolencias cardíacas abandonaban el pabellón por precaución. La primera parte pasó sin apenas ocasiones pero ya al final de la misma Eseverri fue expulsado por doble amarilla en un error en un cambio e Imanol arriesgó con el portero-jugador protagonizado por Yoshikawa. No hubo peligro por su parte pero si por la amarilla. Boyis, nada más comenzar la segunda parte de la prórroga la tuvo en una mano a mano en el que ganó a Asier para mantener con vida a los suyos.

Ni unos ni otros fueron capaces de hincar el diente a sus adversarios tampoco en el tiempo añadido y el encuentro se fue a los penaltis:

Tiró Boyis: gol por la izquierda a media altura.

Tiró Araça: paró Dídac con el pie.

Tiró Chino: gol tras tocar Asier.

Tiró Saldise: gol.

Tiró Solano: explotó La Salobreja.