Jodar es distinguido con el Premio EducaCiudad por difundir buenas prácticas educativas

​La consejera Adelaida de la Calle entrega en Sevilla los galardones que reconocen el compromiso con la enseñanza desde el ámbito local
|


La Consejería de Educación ha distinguido a diez municipios andaluces con los Premios EducaCiudad 2015 como reconocimiento a su labor de difusión de las buenas prácticas que desarrollan desde el ámbito local para mejorar la enseñanza. En esta quinta edición, las localidades galardonadas por su compromiso con la educación han sido Rioja y Cuevas de Almanzora, ambas de Almería, Chiclana de la Frontera (Cádiz), Dos Torres (Córdoba), Chauchina (Granada), Jódar (Jaén), Pizarra (Málaga) y los municipios sevillanos de Las Cabezas de San Juan, Castilleja de Guzmán y Carmona. La consejera Adelaida de la Calle ha presidido el acto de entrega de los premios celebrado en el Museo Casa de la Ciencia de Sevilla.


Durante su intervención, De la Calle ha elogiado a los premiados que ya forman parte del grupo de 47 municipios que “un día decidieron que era importante sacar la actividad educativa de las aulas para extenderla a las calles, plazas o parques municipales”. Además, ha destacado el compromiso de estos municipios para implicar a toda la ciudadanía a favor de la educación, la formación y el aprendizaje como elemento que promueve la igualdad de oportunidades y la inclusión social y la contribución a la sostenibilidad social, económica, ambiental y patrimonial de los municipio así como el fomento del emprendimiento.


El objetivo de estos galardones es reconocer la labor realizada por los municipios durante los últimos cuatro años en ámbitos como la prevención del absentismo escolar, la lucha contra el abandono y el estímulo de la continuidad en los estudios posobligatorios, así como favorecer la formación a lo largo de toda la vida.


También se valoran los trabajos de coordinación de los servicios y áreas municipales para mejorar la educación, especialmente de colectivos en riesgo de exclusión, y las actuaciones para impulsar la implicación familiar y ciudadana. Asimismo, se tienen en cuenta las acciones de fomento de la educación en igualdad, solidaridad, convivencia pacífica, etcétera.


Los municipios galardonados recibirán un premio de 8.000 euros, que deberán dedicar a la realización de proyectos o actuaciones encaminadas a mejorar las prácticas educativas. La distinción concedida se mantendrá durante cuatro años, tras los cuales los municipios podrán solicitar la continuidad del reconocimiento por otro periodo similar.


El propósito de la Consejería de Educación es que a partir de estos proyectos premiados se abra un mayor proceso de participación social y que la educación se asuma como el valor principal para el cambio y el progreso de la ciudad.