El lunes se pone en marcha una nueva campaña de vigilancia en carreteras convencionales

​La DGT recuerda que las carreteras secundarias son las más peligrosas y presentan una alta siniestralidad
|



Las carreteras convencionales van a ser el principal objetivo de una nueva campaña de vigilancia y control que la Dirección General de Tráfico llevará a cabo entre los días 15 y 21 de mayo, con la colaboración de los ayuntamientos que hayan acordado adherirse a la misma. El propósito es conseguir comportamientos más seguros y disuadir a los infractores de las normas de tráfico.


En esta campaña, que se inicia el próximo lunes, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil controlarán la velocidad, los adelantamientos indebidos, la ingesta de alcohol o drogas, el uso del casco y sistemas de retención, la utilización del teléfono móvil y de auriculares durante la conducción, la manipulación de navegadores o de cualquier otro elemento que pueda producir distracción, así como la documentación del vehículo y del conductor, y en general, cualquier infracción de la normativa vigente en materia de circulación y seguridad vial.


La provincia de Jaén cuenta con una red de 3.419 kilómetros de carreteras, de los que más del 91% (3.129 kilómetros) corresponden a carreteras convencionales.


El exceso de velocidad, el no uso del cinturón de seguridad y el inadecuado mantenimiento del vehículo son las tres infracciones más comunes, que los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil detectaron durante los siete días de la anterior operación de vigilancia en carreteras convencionales, que se realizó en octubre del pasado año.


Con motivo de esta campaña, la DGT recuerda que las carreteras secundarias son las más peligrosas y presentan una mayor siniestralidad, a pesar de que su densidad de tráfico no es demasiado elevada, produciéndose en estas vías alrededor del 75% de los accidentes mortales.